PUBLICIDAD

Canarias solicita al Ministerio la convocatoria de una comisión bilateral en materia de vivienda

El Ministerio de Vivienda no ha cuantificado los recortes económicos específicos para Canarias con motivo del anuncio efectuado ayer por el Ministerio de Vivienda en la Conferencia Sectorial celebrada esta semana en Madrid.

El Ministerio anunció que  para este año desaparece la reserva de eficacia que supone el 20 % del total del Plan Estatal de Vivienda y que se estima entorno a unos 200 millones de euros en el ejercicio  2010 para todas las Comunidades Autónomas.

 En la actualidad, el departamento canario de Vivienda está analizando de qué manera afectarán estos recortes al Plan de Vivienda de Canarias por lo que ha solicitado que se convoque, con carácter de urgencia, una comisión bilateral Canarias-Estado para celebrar en el mes de septiembre, y en la que el Gobierno pedirá flexibilidad en los objetivos y dar respuesta a todas las  solicitudes de la ciudadanía y promotores afectados por este recorte del Estado que ya empezará a aplicarse en este mismo año.

 Como ha manifestado el director del Instituto Canario de la Vivienda, Jerónimo Fregel, “políticas sociales como la de vivienda es donde menos deben producirse estos ajustes por lo que tenemos que intentar que la restricciones presupuestarias tengan el menor impacto en las familias con menos recursos y que más lo necesitan”.

 El Gobierno de Canarias, al igual que el resto de comunidades, ha expresado su oposición a estos recortes importantes planteados por el Ministerio de Vivienda tanto en la forma como en el fondo ya que como explica Fregel “se han adoptado de una forma unilateral que rompe el consenso que se estableció entre todas la comunidades y el Ministerio para la elaboración del actual Plan estatal”

 Además –añade- anuncia estos recortes en medio del propio ejercicio 2010 en el que ya elimina la reserva de eficacia que supone el 20% del importe total del Plan de Vivienda para todo el Estado y que normalmente se empieza a repartir entre las comunidades autónomas que mejor han ejecutado en el mes de septiembre”.

 “En Canarias –asegura Fregel- entendemos la política de vivienda como una política social y por tanto no estamos de acuerdo con ese nivel de ajuste que supondrá una merma muy importante de las ayudas que prestamos a las personas que más lo necesitan y que quieren acceder a una vivienda protegida”.

 El Gobierno de Canarias ya expresó en las reuniones mantenidas en el Ministerio su preocupación por cómo iba a afectar tanto a la ciudadanía como al sector la desaparición de la ayuda estatal directa para la compra de vivienda protegida a la entrada, así como la reducción de alredor del 40%, planteada por el Estado, de la ayuda que se concede a los promotores para incentivar la construcción de  vivienda protegida en arrendamiento. Ayudas que, con su desaparición o reducción, dificultarán el acceso a la compra a las familias con más carencias y desmotivará la construcción de este tipo de viviendas.

 Canarias también solicitó que para los años 2011 y 2012 el Ministerio retome la línea del consenso con las comunidades autónomas que permita trabajar conjuntamente estas medidas al igual que se negoció el Plan de Vivienda.

 Aún así del total de actuaciones que se desarrollan a través del Plan de Vivienda de Canarias, más del 70% tienen financiación propia y el resto corresponden a recursos  del Estado.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar