PUBLICIDAD

Una avanzada técnica quirúrgica evita el trauma estético en las pacientes con cáncer de mama

La técnica desarrollada por el doctor Joaquim Muñoz, pionera a nivel mundial, extirpa el tumor y reconstruye la mama de la paciente en una única intervención

Hoy,  19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama. Según la OMS, cada 30 segundos se diagnostica un caso, y aproximadamente 1 de cada 8 mujeres lo sufrirá a lo largo de su vida. Es el cáncer más frecuente entre las mujeres, afectando cada año en España a más de 26.000.

Actualmente en nuestro país más del 80% de las mujeres sobreviven a la enfermedad. Todo un éxito a nivel de salud, que conduce al siguiente paso del proceso de curación: la recuperación a nivel emocional.

 

En este sentido, destacan enormemente los esfuerzos del doctor Joaquim Muñoz i Vidal y su equipo. Este facultativo, que forma parte de la Unidad Oncológica de Clínica Diagonal, y colabora con Equipos de referencia en Ginecología como el Grupo Gine3, y ha integrado sus servicios en el Instituto Javier de Benito, referencia a nivel nacional e internacional en Cirugía Plástica, medicina regenerativa y diagnóstico genético, ha desarrollado una técnica pionera a nivel mundial: la reconstrucción mamaria integral, publicada en la prestigiosa revista Plastic and Reconstructive Journal. Una forma de actuación que busca, no solo la curación del cáncer de mama, sino la recuperación a nivel emocional de la mujer, y es que en palabras del doctor Muñoz “Nosotros no tratamos el cáncer de mama, tratamos a mujeres con cáncer de mama”

La técnica del cirujano oncológico Dr. Joaquim Muñoz permite que, en una única intervención médica, y aplicando procedimientos mínimamente invasivos, se pueda extirpar el tejido cancerígeno y reconstruir la totalidad de la mama, incluyendo el complejo areola y el pezón. Para ello obtiene, mediante endoscopia, el músculo dorsal ancho, diseñando una pequeña isla de piel de 3 cm en la espalda, que servirá para reconstruir el complejo areola pezón. El abordaje del tejido canceroso se realiza a través de la areola, preservando así la piel de la mama. Una vez realizada la mastectomía, el volumen de la mama se recupera con el músculo dorsal ancho y una prótesis mamaria. En la misma intervención además, se remodela la mama contralateral, para simetrizarla a la mama afecta.

Las principales ventajas respecto a las técnicas más clásicas son:

Mejor resultado estético, más natural que si se usa únicamente una prótesis o un expansor.

La reducción de las cicatrices, dejándolas minimizadas a un corte en la espalda de entre 3 y 5 cm.

La reconstrucción del complejo areola pezón en la misma operación, evitando pasar de nuevo por el quirófano.

Una mayor tolerancia a los efectos secundarios de la radioterapia.

Se evita que la prótesis quede alojada inmediatamente bajo la piel, reduciendo al mínimo el fracaso de reconstrucción sólo con prótesis.

El doctor Joaquim Muñoz afirma que “con esta técnica hemos conseguido que cuando nuestras pacientes se miren al espejo, después de superar la enfermedad, se acepten a ellas mismas y se sientan fuertes para continuar con su vida”.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar