PUBLICIDAD

Lanzarote deslumbra en GastroCanarias

Propuestas gastronómicas creadas conjuntamente por cocineros de la isla y Tenerife, basadas en excelentes productos locales. Vinos Denominación de Origen, quesos elaborados por queserías integradas en AQUAL, mermeladas y cervezas artesanas han compartido protagonismo en las diversas catas comentadas. Seis chefs de cada una de las dos islas han aportado dos visiones sobre los productos del patrimonio culinario lanzaroteño como el pescado de costa, batata del Jable, marisco, pescado seco y salado, granos de Lanzarote y la cocina de cuchara

 

Con un concepto muy contemporáneo, colaborativo y buscando sinergias e intercambio de conocimientos, Lanzarote ha presentado en GastroCanarias '18 sus productos estelares y a algunos de sus chefs más reconocidos en un espectacular formato a dúo, con un programa de showcookings, compartiendo seis chefs lanzaroteños y seis tinerfeños un producto común, generando así dos visiones distintas y creativas de las mejores materias primas de la isla.

La filosofía abierta y ecléctica del formato ha sido la base del éxito del stand de Saborea Lanzarote durante los tres días del evento, que ha registrado llenos absolutos en todas estas elaboraciones a cuatro manos. No menos expectación han causado las diferentes catas comentadas, con productos del máximo nivel (vinos Denminación de Origen, quesos elaborados por queserías integradas en AQUAL, mermeladas o cervezas artesanas) y que, a lo largo de cada una de las tres jornadas, han congregado a un numeroso público.

El stand de Saborea Lanzarote ha sido uno de los puntos focales de GastroCanarias '18, por donde han pasado cocineros, bodegueros, elaboradores y empresarios de todo el archipiélago. Al frente de todo han estado las Consejeríass de Promoción Económica y de Agricultura, Ganadería y Pesca, dirigidas por Ángel Vázquez y Antonio Morales, respectivamente. El objetivo, "divulgar y posicionar el patrimonio cultural y gastronómico lanzaroteño, a través de productores de la isla y chefs de Lanzarote y Tenerife, que compartirán fogones fusionando sus inquietudes en torno a productos concretos de nuestro patrimonio". A destacar, el martes día 22, la visita institucional al stand del presidente del Cabildo de Lanzarote,  Pedro San Ginés, quién mostró su apoyo a productores y cocineros para "seguir creyendo en lo que hacemos".

Productos y chefs

El pescado de costa o el salado, la batata de Jable, el marisco o los cereales de Lanzarote ha sido los hilos conductores del debate culinario que Saborea Lanzarote ha querido generar en el V Salón GastroCanarias, haciendo que grandes chef de la isla de los volcanes hicieran partícipes de sus reflexiones a otros tantos cocineros de Tenerife. Productos en muchos casos desconocidos o poco conocidos por los tinerfeños, lo que ha supuesto todo un reto en muchos casos y, a la vez, la introducción de los mismos en el imaginario culinario de Tenerife.

El Cabildo de Lanzarote, a través de Saborea Lanzarote, ha dado así un paso más en la externalización de su territorio culinario, pero sobre todo en el valor que los cocineros actuales hacen de él, renovando y actualizando su visión sobre las materias primas.

En este sentido, arrancó las jornadas el experimentado Orlando Ortega (Lilium), poniendo en liza un producto tan emblemático como la vieja, con la que dio una vuelta de tuerca, en este caso al horno, con escaldón, convertido en deliciosa crema. Frente a él, el tinerfeño Suso Marrero (El Ancla), quién se decantó por pasarlo por la brasa y alegrarlo con patudo, algas y miel de palma.

El pescado seco y salado, ese gran clásico, fue la inspiración de Ernesto Palomar (La Rebotica) para tocar un risotto con tollos y lapas. Le siguió el juego la chef tinerfeña Diana Marcelino (Finca Salamanca), que hizo un bonito guiño a Lanzarote llamando a su creación 'lanzabao', que rellenó de delicioso cherne salado con batata, crema de lentejas y 'mojonesa'.

Dacio Morales (Amura) sedujo con la batata de Jable, que rellenó de carne de cabra y pasas, y regó con una untuosa salsa criolla, mientras que Isidro Álvarez (Restaurante San Diego) recogió el guante con unos cilindros de batata asada con sirope de miel de palma, sobre queso asado.

El concepto de mar y montaña fue el singular argumento para la simbiosis entre el conejo y el marisco de Lanzarote. Francisco Galdón (Altamar) recreó una lapa de la isla con un especiado paté de conejo a baja temperatura; mientras que Alejandro Quintero (Hotel Iberostar Gran Hotel Mencey) trabajó una deliciosa gamba de La Santa con un aderezo de papa negra y crujiente de azafrán.

Los chefs Manu Liria (Chic!) y Pau Bermejo (La Casona de Pau Bermejo) lidiaron su duelo con los cereales de Lanzarote. El primero reversionando el tradicional estofado e imprimiéndole diferentes texturas; la lectura del segundo giró sobre un innovador  escaldón helado, salpicón de granos y gamba encevichada.

Por último, los platos de cuchara conquistaron a los que pudieron disfrutar del delicado potaje marino de lentejas de Lanzarote, tocado con morena y moluscos, de Gonzalo Calzadilla (Isla de Lobos), y el potaje de coles de orilla con caviar millo, crema de papa y crujiente de judías pintas de Esteban Gómez (Hotel H10 Gran Tenerife).

En cuanto a la catas, los asistentes pudieron descubrir y gozar los peculiares vinos Denominación de Origen Lanzarote y los personalísimos y sorprendentes quesos conejeros, representados por varios integrantes de la emergente e innovadora Asociación de Queserías de Lanzarote (Aqual). Otros atractivos se sumaron al stand como las mermeladas y los mojos Lala, y los productos Bernardos's, así como la cerveza artesana Nao.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar