PUBLICIDAD

Joyería Mapy transforma su negocio en la era digital

La segunda generación de la Joyería Mapy, fundada en los años 80,  tiene cada vez más claro que la digitalización es uno de los motores para crecer y ser más competitivos.

Las empresas familiares representan cerca del 80% del tejido empresarial del país, y según María Sanchiz, socia responsable del área de empresa familiar de PwC, la  transformación digital es uno de los retos y oportunidades de negocio a los que hoy se enfrentan.

Si bien los establecimientos de esta Joyería han conseguido superar el paso de la crisis económica, su estrategia pasa por la optimización de la red de tiendas contemplando el cierre de alguna de ellas. 

“En el caso de nuestras tiendas de Arrecife, hemos decidido priorizar nuestro establecimiento de la Av. La Marina y cerrar las puertas de la icónica Joyería de la calle Canalejas a escasos de minutos de la sede principal” “Es una tienda a la que tenemos muchísimo cariño y que nos ha dado grandes  alegrías” comenta Mapy con algo de nostalgia recordando aquellos años donde el pequeño comercio de la capital de Lanzarote disfrutaba de un mayor flujo de gente paseando por la zona de La Plazuela.

“No tenía mucho sentido tener abiertas dos tiendas con los mismos productos en apenas unos metros y preferimos atender personalmente a todos nuestros clientes en la tienda de la Av. La Marina y ofrecerles una mayor variedad en cada visita”, asegura Mapy. 

Desde la apertura de su tienda on-line el año pasado, MAPY se moderniza brindando un mejor servicio a sus clientes manteniendo la calidad de siempre. “El cliente agradece poder visitar la amplia oferta de nuestro escaparate virtual en www.joyeriamapy.com en cualquier momento, así como comparar precios y tomar una decisión tranquilamente en su casa” comenta Juan Jesús Rodríguez, hijo de Mapy, fundadora de esta sociedad. 

Las compras online comenzaron hace ya algunos años en el sector de la alimentación y poco a poco se han ido extendiendo a otros ámbitos. En el caso de los relojes sin embargo hay alguna peculiaridad. “El cliente necesita cierto asesoramiento por lo que muchos de ellos investigan online y compran en nuestras tiendas físicas o viceversa. La compra de joyas por otro lado es algo que todavía se realiza la mayoría de las veces presencialmente. En ambos casos ser una marca establecida y con tantos años de experiencia es una garantía de confianza”, argumenta Juan Jesús.

El cliente actual exige un excelente producto acompañado de una atención impecable, "la rapidez de entrega de los pedidos online es algo que MAPY se toma muy en serio sirviendo incluso en el mismo día, un servicio muy valorado por el turista que está de paso o en la compra de regalos de último minuto". 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar