PUBLICIDAD

GUITO, LA REFERENCIA DEL PERIODISMO INSULAR

Para los que hoy ya peinan canas en el periodismo de Lanzarote, la referencia fue siempre el primer decano que conocieron. Con su caminar lento, condicionado por las secuelas de un accidente, su "oficina" instalada en plena cafetería San Francisco, fue el enlace de Lanzarote con el mundo en los tiempos del telex, telegramas y cronistas dictadas por teléfono. Su muerte, en el año 2000, a los 84 años de edad, le cogió ya fuera de la profesión y de su siglo de oro. En el transitar profesional de este periodista de raza y faro de muchos supo hacer de la periferia en tiempos oscuros del franquismo una oportunidad para informar sin los condicionantes habituales de la época. Guillermo Topham, Guito para muchos de sus amigos y para gran parte de sus lectores, dejó huella de su clase ya en la publicación Pronósticos, de Leandro Perdomo, en los años cuarenta. Pero fue en Antena, su publicación, de 1953 a 1970, donde hizo realidad el milagro de mantenerla viva durante diecisiete años en una isla pobre y sin turismo de masas todavía. Fue también corresponsal de EFE y del periódico La Provincia y colaborador de Radio Lanzarote. Pero, sobre todo, fue un persistente comunicador que antepuso su voluntad de informar a otros intereses. Y, muy especialmente, un animador igual de constructivo con las nuevas generaciones de periodistas que se encontraron un Lanzarote más propicio para la aventura periodística y un campo muy bien sembrado por Guito ( 1916-2000).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar