PUBLICIDAD

Esperando a Alexis

En el mandato pasado en el Cabildo, dos meses antes de las elecciones, con el PSOE ya fuera del gobierno, Alexis Tejera, tomó posesión del cargo de consejero, su primer cargo electo. Fue asesor del presidente del Cabildo hasta ese momento, a propuesta socialista para desarrollar su labor en las consejerías de estos. Ahora, mientras San Ginés vuelve a sufrir el abandono socialista y gobierna en minoría, Alexis busca su elección como alcalde con el apoyo del partido de Pedro, CC. Todo un circulo político.

Con toda probabilidad, aunque con Loli Corujo nunca se sabe, este mes se producirá el relevo en la Alcaldía de San Bartolomé. Por exigencias del guión, porque ser portavoz del Grupo PSC-PSOE en el Parlamento de Canarias no es compatible con el cargo de alcalde, la recién elegida secretaria insular del PSC-PSOE de Lanzarote, cumplirá en breve con su obligación de traspasar el bastón de mando a su compañero Alexis Tejera Lemes, que ha venido, durante estos dos años y medio de mandato, cubriéndole las espaldas a la alcaldesa en sus frecuentes ausencias en el municipio para atender sus otras obligaciones en el Parlamento de Canarias. Como saben, es parlamentaria, presidenta de muchas Comisiones y fue presidenta del Grupo hasta que se rompió el gobierno y Patricia Hernández volvió a la Cámara sin cargo. Hace casi un mes, el nuevo secretario regional, Angel Víctor Torres, la eligió portavoz, con la obligación de renunciar de alcaldesa, y en eso estamos.

Todo apunta a que la sesión plenaria de elección de alcalde se lleve a cabo en la última semana entera de noviembre, o sea, en la semana del 20 al 26, probablemente, el sábado 25, para convertirlo en una fiesta, donde puedan estar presentes todos los vecinos que quieran, más familiares del elegido y socialistas de toda la Isla. Con la celebración del  9º Congreso Insular del PSOE este fin de semana, donde Loli Corujo saldrá con una Ejecutiva y un Comité Insular monocolores, en un plenario conformado casi en exclusividad por su guardia pretoriana, el camino queda expedito para cumplir con su último compromiso de este proceso congresual del que sale reelegida como secretaria insular, con unos órganos insulares más de ella que nunca y con la portavocía del Parlamento de Canarias. Menos da una piedra y mucho más casi nada.

El relevo en San Bartolomé, y es otra de las cosas que echan a Dolores y los suyos para detrás, se va a producir en un clima de inestabilidad política insular, provocado por el propio PSOE al salirse del gobierno del Cabildo antes de cumplir con obligaciones como esta. Está claro que Loli y sus asesores esperaban otra realidad política insular. Esperaban, seguro, que la Presidencia del Cabildo ya hubiese saltado por los aires y los trocitos del cuerpo político de Pedro San Ginés sirvieran de abono para el resto de sus jugadas. Pero, por el momento, eso no ha sido así ni parece que a corto plazo se vaya a dar y a largo, con unas elecciones dentro de año y medio, menos todavía.

Para darse de forma inmediata habría que meter desde ya a Podemos y al PIL, a Carlos Meca y sus dos consejeros y a Manuel Cabrera en el mismo saco y, a primera vista, parece que la cosa no será sencilla. El PP, en cambio, cada vez está más cerca de Pedro San Ginés, que si se espabila y abandona su pose de anquilosamiento, de parálisis relacional y afectiva con los derechos de los presentes y futuros socios, no tendrá problemas para mantenerse hasta mayo del 2019. Ahora, claro, como quiera seguir sin ceder lo que tiene que ceder al final van haber en el PP más Angel Vázquez, que ya siente más simpatías incluso por Meca y su Podemos que por Pedro.

Pero volvamos a San Bartolomé. A pesar de los movimientos y del resquebrajamiento total del pacto del PSOE y CC, que será todavía más evidente si el PP consigue que se salgan del gobierno de Arrecife, los opositores no suman en San Bartolomé porque Somos Lanzarote se mueve ya más en la órbita del PSOE con su mesa de partidos y los encuentros en la sombra de Tomás con el dúo Carlos que te vi.

La recién reinventada CC de San Bartolomé que presume de cinco concejales al sumarle a sus dos conseguidos en las elecciones los dos del Partido Vecinal para el Progreso (PVPS), (en plata, el partido de Manolo "el del Concorde") y el de Agrupación de Electores Vecinos de San Bartolomé (VSB) (esa cosa que se inventó Oscar Pérez cuando Nueva Canarias lo dejó fuera de su candidatura a última hora y sin previo aviso para ser él concejal) lo tiene muy difícil para sumar nueve, los necesarios para presentar una moción de censura y quedarse con la mayoría o ser más votado que Alexis Tejera en el próximo pleno del Ayuntamiento.

Es verdad que ahora parten con 5 en su casilla, frente a los 6 del PSC-PSOE para conformar una mayoría. Pero por un lado, Somos Lanzarote, aunque Paula Corujo Callero, y me imagino que también Luis Miguel Curbelo Morín, los dos concejales de ese nueva formación que se autodenomina transformadora, está hasta el moño de las excentricidades de Loli, jugará al pie con el PSOE. Con lo que la balanza se pone 8 a 5 en el primer movimiento. Por otra parte, el PP de San Bartolomé está más dividido que la vieja Yugoeslavia. Sus dos concejales, el breve ex presidente del Cabildo y ex diputado Nacional Francisco Domingo Cabrera García y el novel Juan José Rivera Ortega sufren un estrabismo político agudo. Cuando uno mira hacia un lado, el otro ya está mirando para el contrario. Se intentó cortar por lo sano, pero el ex no quiere ser más ex y no lo sacan ni con agua hirviendo del pleno. Ya le quiten la portavocía, ya le quiten el saludo, él de allí dice que no se va. Y allí sigue. Difícil sumar dos aquí, salvo que estén dispuestos hacer alcalde a Francisco y Rivera mire para otro lado. Pero demasiada cintura hay que tener para este movimiento. Astrid no creo que quiera darle el mínimo protagonismo a uno de sus mayores detractores. Así que de aquí, se sacará uno. con lo que ponemos la tabla 8 a 6 con quince concejales escrutados.

Nos quedan dos, el del PIL, que tiene de slogan insular "no rompas un gobierno si no tienes otro seguro" y la concejala Yésica Pérez Miranda, que ha declarado agradecimiento y amor eterno a Loli por estos años de complicidades gubernamentales, parece que no se moverá, con lo que Alexis ya garantizaría la mayoría absoluta de 9 concejales y todavía le queda Juan Antonio Valencia Naranjo, reubicado en Podemos Unidos aunque concurrió a las elecciones cuando todavía Izquierda Unida era algo así como IUC-LV-Unidad del Pueblo-Alter. Sinceramente, no veo un peligro real para Alexis y su grupo socialista. Se irá Loli del Ayuntamiento después de ese pleno, renunciando primero al cargo, y después del pleno al acta, y así no sólo vota Alexis y podrá pegarse un espiche en su defensa sino también entregarle el bastón de mando. Todo muy bonito. Y nace una nueva estrella.

Después de diez años de gobiernos socialistas consecutivos en San Bartolomé, sólo habían gobernado en toda la democracia en este municipio un periodo muy corto con Ramón Bermúdez de alcalde y José Luis Aparicio ( padre, no confundir con el médico, su hijo) de concejal de Hacienda (una pareja de políticos muy singular aquella), tengo la intuición que Alexis dará mucho de sí. Después de la salida a la carrera de la Alcaldía de Marcial Martín Bermúdez por aquel dolor agudo ( ¿de bolsillo fue?) y la repetición de la jugada por Dolores Corujo por querer cargo de mayor relevancia, el sociólogo, de 35 años, estirado, con más pinta de ser del Puerto que de San Bartolomé de toda la vida, me da buenas vibraciones.

A Alexis Tejera Lemes parece que le gusta trabajar, no rehúye el trato con los vecinos y su experiencia previa de asesor en el Cabildo presidido por Pedro San Ginés, en tiempos de Caraballo y Gutiérrez, (a uno de ellos acabó sustituyendo de consejero al final del mandato pasado, por aquellas batallas en las que se fueron a la oposición) también le sirve para afrontar esta etapa ya preelectoral.

Los que piensan que Alexis será un simple peón de Loli y que será ella la que seguirá mandando en el municipio están muy equivocados. El chico sabe y quiere mandar. Y quiere hacerlo bien. Vamos a ver cómo le secundan los Tono Rocío y compañía de sus filas socialistas, pero todo apunta a que dará una vuelta de tuerca a una gestión socialista en San Bartolomé que siempre ha estado un tanto maniatada por las prisas y compatibilidades de sus alcaldes. Con la llegada de Estefanía Luzardo Pérez, una mujer por otra mujer, se completa la doble tripleta de concejales socialistas en San Bartolomé, los dos tercios de concejales de la mayoría, porcentaje que habrá que subir en las próximas en un nuevo panorama donde CC se presenta como un rival más poderoso.

Vamos a ver qué pasa, Alexis y compañía. Quizás haya que profundizar en la forma de hablar, con un tono que suena a engolado, pero reconozco abiertamente que me da buena sensación. Tiene lo que hay que tener, lo que no es óbice para que lo eche todo a perder. Pero eso también se verá. Por el momento, hay que ver que tiene posibilidades y ganas. Con eso me quedo.

Comentarios  

#2 Carmelo 08-11-2017 00:15
Quien vera al elemento ese haciendo caricaturas de todos sus compañeros de gobierno poniendo,os a caer de un burro. Claro es mejor ese que no un antipático como Pedro. Este es antipático y encima los humilla a todos
Citar
#1 Dorotea 07-11-2017 18:35
Este " Jurguilla " ,es mucho " Jurguilla ".
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar