PUBLICIDAD

Arturo ruso: siempre héroe

El autor de este artículo, Antonio Morales, con el periodista Arturo Escarda en Rusia.

Amigo, digo bien amigo, ese q conocí por la década de los 90, donde el tiempo hizo que el camino de la amistad lo curtiéramos profundamente y en el mismo surco, donde también, cómo no, el comandante Alex como cariñosamente le llamamos ... donde de hecho en esto de los móviles nuestro grupo empezó con el eslogan de los tres mosqueteros, donde de último le cambiaste el nombre, siempre informando al comandante y al que escribe esto, "jartos vodka"...

Donde esta amistad se labró desde unos cimientos tan fuertes que el tiempo no hizo mella en ella,  esa empatía q tenemos los tres y q tú llevaba más allá de su máximo, lo que siempre aprendimos es cultura, lo q hablamos es cultura, lo q queríamos leer más, respetar siempre y sobre todo esa historia q tú y sólo tú amabas y a mí, personalmente, me impresionaste, como amabas tu patria de nacimiento y tú patria de adopción,  donde tu máximo grado de hospitalidad rusa llevabas hasta su máximo grado exposición no sólo con Alex y yo, sino con Laura Piñeiro, etc.. todos pasamos por Rusia y principalmente Moscú, pero yo tuve la suerte de ir más allá contigo y fuimos San Petersburgo donde estuvimos 3 días completos de los 14 que fui a Rusia.

De ti, laboralmente un 10, amabas esa profesión tan choteada, pasaste canutas en la última etapa de periodismo en la isla junto con los demás compañeros... aquí Manolo García Deniz te definió, muy bien en un artículo en su periódico digital ...

De ti, como persona, no te  merecerías esto, pero también no serías tú: ese honor, lealtad y honradez, esos tres puntos que en nuestro grupo curtimos. Eres justo, muy justo. Hablamos largamente entre cafés y cafés, en ese momento de la vida donde intentamos arreglar tantas veces el mundo, soñaste con ser un periodista de altura y cuando te salió la oportunidad de Efe en Moscú fue la culminación a tu amor el periodismo y escribir, luego querías corresponsal de guerra no llego del todo pero hiciste la parte del conflicto con Ucrania, te llenó mucho...

Teníamos tantas cosas que hacer , dos días antes del trágico suceso donde para los q leen las noticias dicen que eres un héroe (cosa que yo ya sabía y lo extraño era q no lo hubieras hecho), justo en la comida que tuvimos en el centro de Arrecife, hablamos de que tanto el Comandante y yo queríamos volver a Rusia.  Para, en dos años máximo, hacerlo para saber más de la Patria Rusa y la muchos que deberíamos aprender de su gente y su hospitalidad,  donde la cultura por el teatro, danza, etc tienen hasta una calle sólo de todo esto era todo un lujo ...Vamos, como aquí, para reírse, y ese mismo día me trajiste un lienzo réplica  que quería yo de 1,35 ×70 donde Pedro "El Grande" manda a matar a su guardia q le fue desleal... eso mismo q hablamos en nuestras conversaciones interminables de la lealtad, la moral y honradez, esa que nosotros éramos capaces de hacer y como muchos de la sociedad no hacían.

Eres de esos tipos que siempre saben en las duras y maduras estar , tenías ese don de explicar y hacer entender las cosas q muy pocos tienen.

Tenías un don de explicarme la historia Rusa a petición mía y porque sabías de mi opinión y de mi gusto por todo , y no nos olvidemos del gusto culinario y de los vinos, al igual que los famosos daiquires donde, mira por dónde, los mejores que he probado hasta ahora fue en San Petersburgo...

Sabes q desde ayer estoy huérfano y que espero que reserves, allá donde quiera que vayas, tu espíritu y energía,  para cuando llegue el día q tenga que ser, poder y  volver a tenernos en esa amistad que nunca se irá.

Hoy fui a visitar a tu padre y parte de tu familia que tienes en Madrid, desde tu hermana, marido y tus primas, en especial Elena por lo que ha movido y harán junto Ana, tu novia, que irá a buscarte para repatriarte a Madrid ..

Mi hijo me dejó hoy impregnado de lo que es un hijo, de su apoyo y de lo q se acuerda de ti, ya que tú le tenías un aprecio enorme. Hoy no soy como ayer y mañana tampoco... Así que te repito Arturo Ruso, como te llamaba yo, cuando sea mi hora quiero y deseo volver a tenerte de amigo .

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar