PUBLICIDAD

La reflexión nacionalista necesaria no se ha producido

La reflexión profunda que veníamos pidiendo, con la unión de todos los partidos sentados en igualdad de condiciones  entorno a una mesa de debate, no se ha llevado a cabo, dejando correr el tiempo y abocándonos a unas elecciones inmediatas donde las alianzas electorales no servirán de nada, tan solo para el obsesivo deseo de unos y otros de sumar y sumar para colocarse, sin políticas conjuntas, ni objetivos reales que saquen a nuestra tierra del paro y la pobreza.

No hay voluntad de entendimiento, ni siquiera de provocar un encuentro que nos haga avanzar en un nacionalismo valiente y eficaz que sea capaz de defender los derechos de los canarios, en un futuro intento de autogobernabilidad y autofinanciación. Tan solo el deseo de los grandes, CC-NC, de aunar fuerzas para colocarse en el Parlamento español, sin ningún interés por la estructuración nacionalista y por la aportación de los partidos minoritarios, que sin esas pretensiones de poder, aportan ideas y valores para la normalización  de una federación nacionalista.

 

De nada han servido las pasadas elecciones con pactos puntuales, que una vez terminados dividen aún más al nacionalismo, motivado por sus continuas pretensiones de alcanzar el poder.  El varapalo en las ciudades e islas más importantes, con un crecimiento importante de la derecha estatal y las conveniencias de gobernar con  las izquierdas del mismo origen, han posibilitado la pérdida de fuerza de los nacionalistas, con pactos cogidos con alfileres, que apenas un día después  se vuelven  a romper.

 

La reflexión, como decíamos, no se ha producido, volvemos a entrar en unas elecciones donde muchos  creen que dos y dos son cuatro, y en política las cosas no funcionan así. Es muy posible que alianzas electorales sin la consistencia y la claridad de las ideas, nos hagan de nuevo retroceder, haciendo cada vez más difícil la recomposición de la unión  de los verdaderos nacionalistas.

 

RNC aboga por una reunión urgente de todos, para poder afrontar con garantías las próximas elecciones generales, teniendo en cuenta el progresivo bipartidismo estatal, que puede suponer un duro revés  para los intereses nacionalistas canarios. Otros pueblos y otras nacionalidades así lo han hecho, fortaleciendo sus partidos y olvidándose de protagonismos inútiles que sólo dificultan el avance social de nuestro pueblo.

 

RNC propiciará esta reunión de inmediato, y si no es así tomará medidas para que aquellos que lo deseen, pequeños grupos junto a partidos nacionalistas periféricos a las islas mayores, configuren una formación de futuro que apueste por un nacionalismo sin ambigüedades, valiente y claro. Ejemplos en otras comunidades los tenemos  en PNV y CIU; Canarias por sus peculiaridades lo necesita mucho más.

 

 

 

(*) Juan Pedro Calvo es presidente de RNC.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar