PUBLICIDAD

Opinión

¿Amarga victoria y dulce derrota?

El 25 de marzo iba a pasar a la historia por ser “el día después” de la histórica manifestación de Lanzarote entera en contra del petróleo y por la conquista del poder en Andalucía y, en menor medida, en Asturias, dos comunidades de más que demostrada filia socialista, por el Partido Popular. Pero no, no fue ayer un día fácil para los populares. Al cabreo de los canarios por no saber digerir el éxito de la manifestación, se unieron la amarga victoria, sin mayoría absoluta ni gobierno, en Andalucía y la victoria socialista en Asturias, aunque sea insuficiente para gobernar y todo apunte a que el Francisco Alvarez Cascos, que perdió fuelle y parlamentarios, acabe pasando al PP por su Foro y formando gobierno de centro derechas, con el PSOE, ganador de las elecciones con 16 diputados, subió uno, junto a IU, 5 diputados, subió otro, y UPy D, que entra por primera vez en el Parlamento asturiano, con un escaño, en la oposición.

  • Escrito por M. García Déniz

Fuera de la realidad

Suele ocurrir tanto por estados depresivos como por eufóricos. Mucho peor cuando se pasa de uno a otro sin el necesario reposo emocional. Colocarse fuera de la realidad es más habitual de lo que se piensa pero no siempre es igual de fácil detectarlo. En el caso de las personalidades y personajes públicos, el hecho de su sobreexposición a los medios de comunicación, además de tener ya un perfil muy dado al ego, puede ayudar a identificarlo. Aunque también puede perjudicar a los no afectados que lo aparentan. En las situaciones extremas, de máxima exigencia, suelen darse con más frecuencia y personas equilibradas y bien valoradas políticamente se quedan en tierra de nadie. Ante la sorpresa de todos, especialmente de sus fieles seguidores que no llegan a entender cómo la persona que tienen de líder, llena de virtudes, capaz de ver el más allá y traerlo al más acá, se pierda de esa forma en cosas tan evidentes.

  • Escrito por Manuel García Déniz

El mar es de todos

De la lucha por preservar la tierra a la lucha por conservar el mar. A veces parece que el ser humano, o al menos una parte importante de la especie, está empeñado en trazar la senda hacia su extinción y mejor pronto que tarde.

 El 27 de septiembre de 2002, 10.000 personas salieron en la calle en Lanzarote para exigir “ni una cama más”. Sucedió hace una década, en tiempos de frases célebres, como la del político majorero que dijo algo así: “¿Desarrollo sostenible? Muy bien. Pero yo prefiero el desarrollo a secas”.

  • Escrito por Myriam Ybot

Yo estaba allí

Más de veinte mil lanzaroteños decidieron hoy pasear por la Avenida Marítima de Arrecife, aprovechar para mandarle un recadito al ministro de Industria, el líder del PP en Canarias, José Manuel Soria, y manifestar su enérgico rechazo a los experimentos con petróleo en aguas canarias. Más de veinte mil personas que decidieron ir a manifestarse aunque sabían que había políticos en la zona y que algunos intentarán rentabilizar este éxito de la sociedad lanzaroteña en beneficio propio. Flaco favor se harán a sí mismos, porque los lanzaroteños ni son tontos…ni van a Media Mark.
  • Escrito por M. García Déniz Fotos Fabián Ramírez

El día del “NO”

He oído y leído en algunos foros que algunos consideran a estos canarios de Lanzarote y Fuerteventura seres extraños y raros porque, teniendo una inmensa bolsa de petróleo en el fondo del mar, en forma de tesoro, se niegan a explotarla. Remarcan, con el énfasis propio de quien no conoce el negocio o se va a beneficiar muy bien del mismo, que a los precios que está la gasolina y los majoreros y conejeros, majos todos, se plantan con estas reticencias al oro negro. Que a qué vienen esos aires de autocomplacencia de estos necios que, por no tener, tienen hasta menos trabajo que otros territorios. Pero que se creen, argumentan, estos apenas 250.000 habitantes refugiados en dos islas secas e históricamente pobres de solemnidad, ¿Acaso pretenden que España renuncie a mejorar su independencia energética por miedo de ignorantes?

  • Escrito por Manuel García Déniz

Andalucía y Asturias, tan lejos, tan cerca

 Entre Andalucía y Asturias no hay un mundo pero sí casi una España. En extremos geográficos y de tamaño opuestos, han mantenido entre sus coincidencias el haber estado gobernadas durante estos treinta años de Autonomía por el PSOE. Con matizaciones, pero con “el puño y la rosa” como principal referencia política y muñidor de sus instituciones.  Es verdad que en Asturias, la derecha ha gobernado, aunque poco en el Principado más por sus diferencias que por ese enamoramiento del pueblo con el socialismo. Ahora está de presidente un ex PP, Francisco Alvarez Cascos, y fue precisamente la creación de su nuevo partido, Foro Asturias, lo que impidió una mayoría holgada del PP.

  • Escrito por M. García Déniz

EDITORIAL ¿Manifestación 24-M? Sí, claro

Los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, arropados por colectivos, organizaciones y plataformas sociales de ambas islas y el apoyo institucional del Gobierno canario, han llamado a la población de estas dos insulas a sumarse a las dos manifestaciones, una en que cada isla, que tendrán lugar mañana, sábado, 24 de marzo, para protestar por la aprobación de las prospecciones petrolíferas en aguas canarias y las formas en las que se ha llevado a cabo este proceso por parte del Gobierno central y ha sido escenificado por el líder canario del PP y ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria.

  • Escrito por ELPERIODICODELANZAROTE.COM

Angustia/angustia

El mar/la mar, espacio de regocijo y dolor. De diversión y tristeza. De aventuras y desventuras. De complicidad y de traiciones. Vivimos pegados al mar, en el mar, con el mar, para el mar, del mar, por el mar. Las islas, mucho más las pequeñas, viven atrapas en la inmensidad del mar. Del que no se puede escapar nunca. Cuando se consigue físicamente, aislándose en el interior continental, la psiquis te golpea removiéndote las entrañas y los recuerdos con los olores a salitre, los baños playeros, los revoloteos de gaviota y esa sensación de libertad que da la inmensidad del mar. Es quien nos abraza y nos aleja pero también, cuando quiere, quien nos abre sus aguas para buscar el sustento, para desplazarnos y disfrutar de su singularidad.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Lo religioso en la Constitución de Cádiz

AYER día 19 de marzo fue un día singular: se conmemoró de manera especial el bicentenario de la Constitución de Cádiz.

Sobre 'lo religioso' en ella y desde ella se escribe y se habla poco, casi nada, siendo así que, como fenómeno socio-político integrado en una carta magna, puede considerarse cuestión de importancia capital en aquella confusa y compleja coyuntura y de excepcional relieve para la historia de España. Y más aún por la consideración que le otorgaron las fuerzas católicas retrógradas y triunfantes tras el Manifiesto de abrogación del 4 de mayo de 1814 dictado por Fernando VII, y que perdura mayoritariamente en las mentes católicas españolas, como tópicos: su anticlericalismo y su finalidad, la descristianización de España.

  • Escrito por FRANCISCO GONZÁLEZ DE POSADA(*)

El Día de la Independencia

En muchas ocasiones, encuentra uno momentos de verdadera plenitud cuando comparte opiniones y sobremesa con amigos de toda la vida. Con personas a las que no vemos habitualmente, pero con las que mantenemos una empatía especial. Que sabes que están ahí y que en cualquier momento puedes acudir a ellas y encontrar a la persona de siempre, al amigo. No sé por qué se dan esas circunstancias ni tampoco las contrarias. Que también las hay. Esas otras personas que desde que eras pequeño te despiertan desconfianza y te daban repelús y que treinta o cuarenta años después, a pesar de que apenas las ves o que sabes que durante estos años tampoco han pasado cosas para despertarlos o confirmarlos, esos sentimientos se mantienen inalterados.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Desprecio a la democracia

Hoy Soria, parapetado tras el Consejo de Ministros, ha puesto el futuro de Lanzarote y Fuerteventura en manos de sus amigos de Repsol.

 No. No quiero hablar (escribir) sobre los riesgos para el turismo, para el medio ambiente. No quiero hablar de cambio climático y renovables. No. Es tanta la rabia, la indignación, que siento que hoy no logro preocuparme por esos riesgos, ya me preocuparé mañana.

 Hoy la sensación que me invade es la indignación, la rabia, que siento por el desprecio que, una vez más, han mostrado Soria y el Partido Popular por la democracia.

  • Escrito por Carlos espino Angulo (*)