PUBLICIDAD

Únete Yaiza enseña el empoderamiento de la mujer pero demuestra que aún hay mucho por conseguir

'Encuentro con Mujeres' reflexiona sobre la participación de las féminas en la toma de decisiones y acceso al poder, aunque deja constancia de la sonrojante discriminación que mantiene la sociedad actual

Transformación, justicia, movimiento social, respeto a la diversidad y capacidades o motor que impulsa a un mundo mejor, son palabras que resumieron el sentir de la mesa redonda 'Encuentro con Mujeres' en una visión más crítica y real sobre la lucha por la igualdad de género desde la amplia perspectiva de la educación, la ciencia, la comunicación, el arte, la justicia y la política, campos donde se desenvuelven de forma sobresaliente las ocho féminas que compartieron reflexiones, inquietudes y estadísticas en la jornada de este sábado de la campaña Únete Yaiza organizada en Playa Blanca por el Ayuntamiento que preside Gladys Acuña, moderadora de la charla.

Mesa redonda. Sentadas, de izquierda a derecha: Koala Rabioso, Naty Penadas, Antonia Varela, Carolina Darias, Gladys Acuña, Gloria Poyatos, Carmela García y Marina Marroquí.

 Todas ejemplifican el aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones, ejecución de proyectos que contribuyen al bienestar y acceso al poder, pero ellas mismas demostraron con datos objetivos que aún queda muchísimo trabajo por delante y metas por conseguir. Al hilo de esta realidad, la presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, advirtió que una sociedad dormida puede derivar en el retroceso de logros en igualdad. "Hay que hacer pedagogía política y social para conseguir que las mujeres siempre estén en la toma de decisiones". Darias sostuvo que "las leyes son necesarias, pero no son suficientes, porque hay muchas cifras de desigualdad".

Al hablar de mayor participación Gladys Acuña preguntó a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y también presidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de España, Gloria Poyatos, las razones por las que reivindica una justicia más feminizada. Su respuesta fue tan contundente como irrefutable: "vivimos en la cultura de la igualdad simulada".

Poyatos recordó que mientras la mujer se ha incorporado cada día más al mercado laboral, "un mercado que precisamente la discrimina", y hasta se expresa como una extraordinaria conquista de la sociedad, "los hombres no se han incorporado de la misma forma a los trabajos del hogar".  La magistrada abogó por la participación de más mujeres en todos los niveles: "tiene que haber más mujeres juezas. Es inconcebible que de los 77 magistrados que tiene el Tribunal Supremo en todas sus jurisdicciones, sólo 11 sean mujeres".

Por ello, la joven educadora social Marina Marroquí (29 años), que ya ha llegado a más de 30.000 adolescentes de España con sus talleres sobre detección precoz de la violencia de género, asentó que "la sociedad cambia más rápido que la justicia, que la educación, que la sanidad y que otros aspectos que nos influyen a todas y todos".

Marina Marroquí, con conocimiento de causa porque fue víctima de maltratos por parte de su expareja con apenas 15 años, asegura que "nuestro sistema judicial no está preparado para hacer justicia con los enormes problemas sociales que están habiendo".  Una de cada tres mujeres en España es maltratada "y no veas lo que cuesta demostrar a la justicia que lo han sido. En España sale gratis maltratar".  En una durísima reflexión más íntima dijo: "la palizas al día siguiente no te duelen tanto, porque al final lo más difícil es reconstruir la vida".

Y hablando de ciencia, la sociedad aún ve como un bicho raro a una mujer altamente cualificada desempeñando trabajos dominados por hombres. Es el caso de la astrofísica Antonia Varela, investigadora destacada del Instituto de Astrofísica de Canarias,  que en la mesa de Únete Yaiza aseguró que "el estudio es fundamental, pero no suficiente porque la mujer tiene que ser la mejor de la promoción y la mejor en todo para conseguir un puesto destacado en el organigrama de un proyecto científico. Las cosas han cambiado, pero no tanto".

Antonia Varela, como Gloria Poyatos, Carolina Darias, Gladys Acuña y la artista plástica Carmela García, asimismo exaltó el rol de la mujer en su condición de madre y los esfuerzos para conciliar el trabajo con la atención que merecen y demandan los hijos. Lejos de cualquier reconocimiento en el desempeño de sus responsabilidades, Poyatos describe la relación con sus hijos como el mayor mérito profesional que la ha llevado a desarrollar la inteligencia emocional necesaria para impartir justicia.

Carmela García ya reivindica con su expresión fotográfica y audiovisual la mujer como figura transformadora del mundo. En la mesa hizo un llamamiento a reforzar la "ola de unión entre mujeres", un tema trascendental de debate porque la sororidad, o solidaridad entre mujeres, es sin duda uno de los pilares para la erradicación de la discriminación y violencia contra la mujer.

La comunicación con mensajes claros, directos y fundamentados de las ponentes tiene un aliado potente en youtube con las activistas Koala Rabioso y Naty Penadas. Antes de la mesa redonda proyectaron y analizaron el contenido de algunos de sus vídeos y luego participaron de 'Encuentro con Mujeres'.

Koala confiesa: "entramos por el humor para cautivar y luego ya nos metemos con el contenido", contenidos de feminismo e igualdad que fueron una gran sorpresa y descubrimiento tanto para el público como para las mismas ponentes de la mesa. Gloria Poyatos  incluso prometió incorporar el material audiovisual de las dos youtubers a próximas intervenciones sobre la temática en cuestión. El trabajo pedagógico de Koala y Naty cobra mayor importancia teniendo en cuenta los miles de seguidores que tienen en redes sociales.

En el apartado de conclusiones las participantes igualmente quisieron resumir con frases muy cortas su opinión para conseguir avanzar hacia una sociedad verdaderamente igualitaria. "Estar donde debemos, reivindicar nuestra diversidad, que es la igualdad, que la diversidad sea normalidad y conseguir visibilizar a la mujer en distintivos roles". Y una amenaza: "nos puede matar la indiferencia a reivindicar lo que es nuestro".

Gloria Poyatos reseñó la mesa redonda en Playa Blanca como "un día inolvidable, de intercambio de ideas, visiones críticas y sobre todo un día enriquecedor con las experiencias de mujeres ejemplares promotoras de cambios sociales hacia la igualdad".

La campaña de activismo Únete Yaiza continúa esta semana en el IES Yaiza con talleres de Marina Marroquí, presidenta de la Asociación Ilicitana Contra la Violencia de Género, dirigido a alumnos de 3º y 4º de la ESO. Marroquí además imparte este lunes 4, en La Aurora de Playa Blanca, un taller abierto a vecinas y vecinos titulado 'Conoce, detecta y escapa de la violencia de género'.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar