PUBLICIDAD

CORTE RÁPIDO Y CAUTERIZANTE DEL PIL

Cuando parecía que el culebrón del consejero Manuel Cabrera (PIL), moción de censura e inestabilidad se iba a mantener sin remisión, el PIL, la tarde del pasado jueves, pegó un frenazo a todas las especulaciones, convocó su Consejo Político para esa misma noche y por una mayoría de su órgano decidió darse por satisfecho con la devolución de la Vicepresidencia I y mantener sus consejerías. Así, se acababa con el comportamiento errático del partido, con las especulaciones y, sobre todo, con la imagen de que el PIL no existía y que todo estaba en manos de la decisión personal y personalista de Cabrera. Con esta actuación gana el PIL, como organización, que consigue que se restituya a su consejero con todos los honores pero también deja claro que quien manda es un órgano colegiado y no una persona. Ellos saben mejor que nadie los riesgos que tienen esos sistemas donde un sólo hombre se arroga toda la representación de la organización. Y ya sabe que Dimas solo hay uno. ¡Y gracias!

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar