PUBLICIDAD

NI UNA GOTA EN LA PRESA DE MALA

Las personas que se han acercado en estos días a la Presa de Mala con la intención de verla con mucha más agua que el resto del año se han llevado una desafortunada sorpresa. Lejos de tener más agua que a lo largo del año, la sorpresa fue que no tenía ni una gota de agua, está completamente seca, y con la zona que habitualmente estaba ocupada de agua durante todo el año llena de verde vegetación, mayoritariamente de arbustos de bobos. Y aunque siempre se ha sabido que la presa de sus inicios pierde agua a raudales por sus grietas, hasta ahora no se había visto completamente vacía. Hasta el punto que en septiembre, después de pasar el verano, tenía un fondo de agua de un par de metros de altura. ¿Qué explica la actual situación? Pues eso es lo que nos preguntamos aquí y sería interesante saberlo porque nos imaginamos que después de más de cuarenta años con agua se habrá creado un ecosistema en la zona que corre peligro con la situación actual.   

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar