PUBLICIDAD

PEPE JUAN CRUZ SE CUBRE DE GLORIA AL NEGAR LA EXISTENCIA DEL "ASESOR ESPINO"

Solo el espanto iguala a la sorpresa que produce el comportamiento político errático del que fuera alcalde de Tías durante 16 años, a pesar de los traspiés que le ponían desde Arrecife los chicos de Carlos Espino cuando este era el secretario general insular del PSOE. Hasta el punto de recordarse que los incondicionales de Espino llegaban a afirmar que lo único bueno que tuvo la debacle del partido en 2011 fue dejar sin Alcaldía a Pepe Juan. Pero las cosas cambian y de qué manera. Aunque los chicos de Espino dicen que el que ha cambiado ha sido Pepe Juan y no les falta razón. Por tal de no abandonar el carguito y sueldo públicos ( a pesar de no tener necesidades económicos, aunque tampoco trabajo, pero 16 años de alcalde en Tías dan para mucho,  y muchas villas) se ha entregado de tal manera a quien él cree que mueve los hilos en la sombra del mundo de color rosa de Loli Corujo que llega a negar hasta lo evidente. Hasta lo que habían reconocido las propias afectadas. Tanto Corujo como De Anta han reconocido que entre otros asesores, personas del partido todas, según dijeron, se encontraba Carlos Espino. Y a este no se le ha dejado de ver, un día sí y otro también, merodeando por el Ayuntamiento de Arrecife, por la sede del PSOE y hasta, en ocasiones señaladas, por el propio Parlamento de Canarias, al ladito mismo de la toda ella portavoz del PSOE allí, secretaria insular aquí, y alcaldesa de San Bartolomé. Y, encima, Pepe Juan se enfada si le dicen que eso no es cierto, que miente como un bellaco al decir que Espino no presta asesoramiento, aunque es cierto que sin contrato ni sueldo reconocido ( ¡reconocido, eh!) ni de las mencionadas instituciones ni partido. Ya metido en la amnesia dolosa, a Pepe Juan se le olvida que él mismo va a comer, a desayunar y a donde haga falta con Espino para recibir las instrucciones, y recoger los folios de sus discursos. Como siga así, nadie le va a creer ya que aquel pleno nocturno con alevosía para aprobar el campo de golf se hizo sin tener ningún tipo de chivatazo del Gobierno de Canarias porque, o se hacía en ese instante y oscuro momento, o ya no podría hacerse. Es lo que tiene negar lo evidente, que después la gente ya no se cree lo no tan evidente.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar