PUBLICIDAD

EL PSOE DE ARRECIFE, POCOS Y MALAVENIDOS

La última escaramuza en la batalla que se traen en Arrecife los del PSOE contra sí mismos, ha transmitido a la población el peor mensaje posible. El hecho de que la alcaldesa y el secretario general de la Agrupación Local midieran tan mal las consecuencias de hacer público su enfrentamiento con la renuncia incluida del concejal de Festejos, que no es otro que el propio  secretario de la Agrupación Local, ha alegrado tanto a sus rivales políticos como entristecido a los partidarios. Nadie se explica que el PSOE en Arrecife, que ha dado su peor imagen en la gestión de la capital en estos últimos años, en lugar de buscar una salida al problema en el que se encuentran se dediquen a echarse pulsos unos a otros sin importarles las consecuencias de los mismos ni la desazón que provocan entre sus afiliados y vecinos en general. Está claro que, a pesar de las numerosas bajas que se dieron en el partido con motivo del último congreso, el mal sigue muy bien instalado en el PSOE. Lo dicho, además de que cada vez son menos, encima malavenidos.  

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar