PUBLICIDAD

COMPRENSIBLE MALESTAR DE LOS ALCALDES DE TÍAS Y TEGUISE

No es nada normal que se hagan actos oficiales en un municipio y no se inviten a los respectivos representantes del pueblo. Menos normal todavía es que, encima, se inviten a ese acto a las alcaldesas de otros municipios que no están involucrados en el acto.   Peor todavía es que los injustificadamente invitados sean del mismo partido que el presidente del gobierno que gira visita a la isla y los inexplicablemente no invitados sean de otras formaciones políticas. Es realmente lamentable que se quiera convertir el homenaje al portugués, vecino de Tías, José Saramago, por  el vigésimo aniversario de la consecución del Premio Nobel, con la presencia del primer ministro portugués y el presidente español, en un acto preelectoral, reduciendo la representación insular casi a políticos socialistas que no saben cómo explicar su presencia ni la ausencia de las autoridades locales. Ni el alcalde de Tías ni el de Teguise, municipios en los que se celebraron los encuentros, fueron invitados. Y hay quien entiende que ello es un ejemplo de talante democrático y talento electoral. Menos mal que lo que celebraban era el reconocimiento internacional de un luso que tuvo que abandonar su tierra para recalar en Tías por la intolerancia de las autoridades portuguesas de la época. Si se hubiese tratado de un acto más partidista seguro que hubieran desalojado del municipio a los vecinos que no eran de su cuerda. Que, por cierto, cada vez son menos por cosas como esta, todo sea dicho.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar