PUBLICIDAD

¿UNA AUDITORÍA PARA SABER QUIÉN ES EL RESPONSABLE DEL” PUFO” DEJADO EN LA EMPRESA POR MI PAREJA?

La realidad a veces supera a la ficción. Especialmente cuando los responsables públicos se empeñan, por soberbia y provocación,  a partes iguales, a mantener situaciones que ellos saben perfectamente que son insostenibles. 

Y las dejan pasar esperando que los ciudadanos acepten como normal que la persona más indicada para llevar una empresa pública es la pareja de quien ha dejado un pufo de 570.000 euros ( y subiendo) en ella a través de una empresa que han intentado liquidar sin saldar la deuda. Peor todavía,  que la persona idónea es la que que formaba parte del gobierno socialista del Cabildo, nada menos que como vicepresidente II  y consejero de Hacienda, compañero del consejero de los CACT, cuando se fragua la relación entre ambas empresas y se consuma gran parte de la deuda. Peor todavía, que la persona idónea es quien en representación de la empresa de su pareja firmó dos planes de pago incumplidos que se aprovecharon para transmitir confianza y endeudarse mucho más. Peor todavía, que sea la persona adecuada en el momento procesal en que se tendría que plantear el Consejo de Administración de los CACT si ir de forma penal contra los administradores de esa sociedad, o sea, contra la propia pareja del consejero delegado. Pero, ante esta situación cuál es la respuesta del señor Eugenio Rodríguez, don Juan Félix, cuando se le pregunta qué hacer. Pues nada, el hombre dice que  viendo el último informe va a encargar una auditoría para ver quién el responsable de que su pareja no pagara una deuda de más de 411.000 euros. Y es que Juan Félix está jugando un papel que Groucho Marx y Cantinflas acabarían a la piña para interpretarlo ellos. ¿Qué quién es el responsable de que alguien no pague, después de que se lo hayan solicitado por escrito, con planes de pago, vía judicial, por aire, tierra y mar? La respuesta es obvia y el nombre está muy vinculado al  Principado Mónaco. Pero también es normal que Juan Félix prefiera disparar contra los que le están exigiendo a su pareja que pague. Eso es lo que suele pasar cuando usted pone al representante de la otra parte a defender lo suyo en un pleito contra aquella. En fin, los pájaros contra las escopetas. Muy típico en la política insular.  

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar