PUBLICIDAD

Malocello se interpone entre Fajardo y De la Hoz

Siete siglos después, precisamente el año en el que se cumplen los 700 de su llegada a la isla, el navegante genovés Lancelotto Malocello se ha interpuesto en las vidas de los dos nacionalistas, o eso dicen ellos que son, Manuel Fajardo Feo y Juan Antonio de la Hoz, el primero alcalde de Arrecife y el segundo consejero de Patrimonio del Cabildo de Lanzarote. El edil capitalino ya tuvo una salida de tono cuando el consejero celebró unas jornadas sobre el navegante para conmemorar la visita histórica del genovés en 1312.

En esa ocasión, Manuel Fajardo trató de pirata a Malocello y le quitó todo mérito a su visita y criticó las jornadas en su gloria. De la Hoz, sorprendido, calló, conocedor como es de los exabruptos del Fajardo y sus “especilísimos conocimientos históricos”. Pero la cosa, lejos de quedarse en una anécdota volvió a reverdecer este pasado fin de semana en un encuentro que tuvieron los nacionalistas de Lanzarote con su líder, Paulino Rivero. Fajardo Feo volvió a la carga con sus teorías sobre Malocello, sin querer contemporizar ni contextualizar al personaje con su época, al que, me dicen, llegó a tratar hasta de violador, además, de violento, sanguinario y esas cosas tan propias de la edad media. De la Hoz se puso rojo, pero como él suele estar rojo casi todo el día, apenas se notó.

Algunos que vieron el ensañamiento de Fajardo Feo con la figura de Malocello y el poco respeto con el que trataba a De La Hoz, mucho más comedido que aquel, dijeron, a baja voz, eso sí, que quizás Manuel debería dar su opinión también de otros caciques más recientes y le recomendaban leer alguno de los libros de Carmelo Martín Díaz sobre estos asuntos e interesarse por la biografía de algunos de sus empresarios amigos. La gente, la verdad, es que es mala. Y cuando se siente ofendida no importa ni partido, ni ideología ni amistades. En fin, que este Lancelotto Malocello algo debe de tener, o eso piensa una, cuando siete siglos después levanta pasiones tan enconadas.¡Hombres!

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar