PUBLICIDAD

Fotobiologia social

EL PSOE DE FINALES DE LOS OCHENTA

Sí hay acontecimientos que estuvieron mucho mejor en el pasado que en la actualidad. Los congresos del PSOE son todo un ejemplo. En la imagen, podemos ver la clausura de un congreso insular del PSOE de finales de los años ochenta del siglo pasado, con la Sala Cine Buñuel, en el El Almacén, en Arrecife, llena a rebosar de hombres y mujeres del partido. Eso sí, todos estaban treinta años más jóvenes y el partido más vigoroso. En primera fila, estaban los periodistas de la época (En la foto, Jaime Puig, Martín Macho, Manuel García Déniz y Miguel González), también mucho más jóvenes, que vivían el cónclave socialista como una de las mayores manifestaciones políticas  de la isla, lleno de intrigas y sorpresas, donde las negociaciones previas aplacaban muchas divergencias entre los distintos sectores del partido y todos cantaban al final, emocionados, la Internacional con el puño izquierdo en alto. ¿A cuántos reconoces? ¡Qué cambios!

  • Escrito por Redaccion

LOS PRIMEROS PASOS PARA RECUPERAR EL PALO CONEJERO

Año 1987. En pleno llano, en Arrecife, Cristín Feo le da explicaciones de cómo era el Palo Conejero al periodista grancanario José Alberto Hernández, joven divulgador de los deportes autóctonos en la revista Canarias Deportiva. 30 años después, José Alberto ya no es tan joven, ya falleció Cristín Feo y la revista Canarias Deportiva también ha desaparecido. Pero queda, de aquel movimiento de recuperación del Palo Conejero, la escuela del Cabildo de Palo Conejero, que puso en marcha el propio Cristín Feo que dejó en herencia a sus pupilos esta destreza deportiva, con peculiaridades propias de la isla frente a las otras escuelas de las otras zonas de Canarias. En noviembre de 2017 se cumplieron 30 años de la puesta en marcha de las enseñanzas del Juego del Palo Conejero al estilo Cristín Feo. Ahora, el deseo de todos los que lucharon por la creación de la misma es que se respete la memoria de Cristín y que no se desvirtúen sus enseñanzas con juegos que nada tienen que ver con la tradición del Palo Conejero. El  éxito es mantener viva la tradición lanzaroteña para confrontarla con las escuelas de las distintas familias que hay tanto en Gran Canaria, como en Tenerife o Fuerteventura.

  • Escrito por Redaccion

LA LISTA DEL CAMBIO EN TIAS ¡EN 1995!

Parece que fue ayer, pero fue en 1995. Se presentaba a las elecciones la renovación de PSOE en Tías, que gobernaba el municipio desde 1983, bajo la Alcaldía de Florencio Suárez (q.e.p.d.).  Sus principales concejales del momento, a excepción de Antonio Pérez Franqui, junto con otros que lo fueron en alguno de sus mandatos, decidieron apostar por un cambio de líder ante los síntomas de agotamiento que mostraba el proyecto. Con José Alberto Reyes de León, como secretario local de la Agrupación y principal instigador del cambio, se apostó por una lista encabezada por el joven Pepe Juan Cruz, hombre de confianza de Reyes, a pesar de que, aparte de esa relación de amistad y su voluntarismo social, no reunía especiales condiciones de liderazgo ni de experiencia ( aunque ya llevaba ocho años de concejal en el Ayuntamiento). Confiando en captar el voto de los cercanos críticos con Florencio y la apuesta por un equipo sólido, en el que se incluía el propio Reyes como futurible primer teniente alcalde y hombre fuerte del grupo, los sobres y carteles de campaña apostaron por foto de grupo, en lugar de dejar sólo ante esa sobreexposición a un desangelado, inexperto e inseguro José Juan Cruz. La cosa s alió justa, por los pelos, pero salió bien. Siete de trece concejales. Así llega la era de Pepe Juan al frente del Ayuntamiento, acompañado por un equipo nuevo, con  José Alberto (Pepe) Reyes,  Juan Pedro Valiente,Juan Félix Eugenio, Antonio Pérez, Paca Toledo y Norberto Robayna Saavedra. El problema es que, ahora, 23 años después, con 16 años de gobierno y 8 en la oposición, el PSOE sigue mirando para esos protagonistas para promover un cambio de gobierno en Tías. Que es tanto como decir que no tienen recambio. A pesar de que Paca Toledo  y Norberto ya se hayan ido del partido, Juan Félix Eugenio esté suspendido de militancia por imputación judicial, José Juan Cruz haya protagonizado un tristísimo espectáculo como portavoz socialista en el Cabildo y sólo Juan Pedro, que se había ido del partido en 2003, cuando fue descartado para ir en la lista, después de 16 años de concejal,  ha vuelto a afiliarse y reírle las gracias a Cruz Saavedra. Ante este panorama, no sorprenden las bajas expectativas electorales del PSOE en Tías, en unos momentos históricos de cambio, con Podemos y Ciudadanos como arietes, en los que el PSOE sólo puede aportar más de lo mismo que ya fracasó, a pesar del tremendo éxito que disfrutaron, con 28 años de gobierno ininterrumpido entre 1983-2011.     

  • Escrito por Redaccion

LOS PRIMEROS EN LLEGAR, LOS PRIMEROS EN IRSE

Fueron los primeros consejeros de Dimas Martín en el Cabildo de Lanzarote. Llegaron con él en aquellas elecciones primeras del PIL, en 1991, donde, con el huracán Dimas a la cabeza, conquistaron doce de los veintiún consejeros. El PSOE  volvió a bajar, quedándose con seis y el CDS bajó también y se quedó con tres. En esa lista del PIL, el hombre llamado a ser el más cercano y más influyente era Julio Romero Ortega, que ocupó la Vicepresidencia y la Consejería de Hacienda, que ya la había tenido en el mandato anterior, cuando era del CDS y el Cabildo lo presidía Nicolás de Paiz, a los que dejó para subirse al carro del PIL. En el caso de Juan Luis Brito, fue el consejero número 12, el último que salió elegido de la candidatura del PIL. En cambio, José Francisco Pérez Duque ni tan siquiera salió elegido, aunque entró desde el principio del mandato porque tres consejeros electos de la lista del PIL, Juan Carlos Becerra, Manuel Perdomo Hernández e Isabel Déniz de León, abandonaron el acta para incorporarse en distintos puestos en el Gobierno de Canarias. Precisamente, Pérez Duque sustituyó a Isabel Déniz y fue quien hizo de vicepresidente y presidente en funciones mientras Dimas estuvo resistiéndose a abandonar el Cabildo en sus primera inhabilitación. Antes de eso, Julio Romero ya había abandonado a Dimas Martín, al PIL, y sus cargos en el Cabildo, pasando a ser consejero raso, asustado por las formas de gestionar de Dimas Martín. En la ruptura del partido, y con la proclamación de Sebastiana Perera como presidenta del Cabildo, al salir Dimas inhabilitado, Juan Luis Brito se acerca a esta, que era familiar suyo, y lleva la Vicepresidencia, abandonando a los fieles de Dimas y ponerse en la órbita de Honorio García Bravo, con la inestimable ayuda del recientemente fallecido Manuel González que, aunque parlamentario regional, actúo como asesor y confidente de aquel y el resto de consejeros de Sebastiana. Ninguno de los tres volvió a ocupar cargo público después de ese mandato, aunque Julio Romero ha estado afiliado al PP y, ahora, algunos aventuran que está cerca de Ciudadanos. Pérez Duque, por su parte, tiene a su hijo Oscar Pérez de consejero en CC en el Cabildo, que lleva el departamento de Cultura. Como su padre, no salió elegido y entró al cesar un consejero de CC para incorporarse también al Gobierno de Canarias. Historias que se repiten.  

  • Escrito por Redaccion

GOBIERNO, COSTAS Y PERIODISMO, EN AQUELLOS AÑOS 90

Todo era igual pero también muy diferente. Había una Delegación Insular del Gobierno de España ( lo que ahora llamamos Dirección Insular de la Administración general del Estado), una Demarcación de Costas de la Provincia de Las Palmas y prensa local de papel, diarios provinciales, semanarios locales y la radio de Agustín Acosta, principalmente. Ahí, en esa foto, se encuentran los tres en la Delegación del Gobierno con su máximo representante en la isla, Agustín Torres García, que ocupó la plaza desde que entró Felipe González, allá en el 1982 hasta ya bien entrado Aznar en la Moncloa a finales de los 90. Por parte de la Demarcación de Costas, el "guerrillero" José Fernández Pérez, que acabaría siendo director general de Costas en el primer gobierno de Zapatero (2004-2008) y que fue el que le derribó a Dimas Martín el bañadero de Guatiza, en una tensa intervención que casi acaba con enfrentamiento entre la Policía Local y Teguise y la Guardia Civil, y que significó una de las muchas condenas a Dimas, en este caso por resistencia a la autoridad y así. A la izquierda, Pino Rivero, periodista de la Voz y de la Provincia, cuando se compartía redacción en La Plazuela, entrevistando a ambos, con su estilo directo y sobrio. Parece una imagen cualquiera pero el ya desaparecido Agustín Torres, fue el delegado con más tiempo y más poder en la isla, y el que recibió más críticas en una época durísima donde la heroína cabalgaba a mansalva por los barrios de Arrecife y mataba a muchos jóvenes. Se le reclamaba mucho más de lo que podía hacer. Ahora, en cambio, los directores insulares, que ocupan su misma plaza, apenas son funcionarios desconocidos que hacen los encargos del gobierno central en la isla sin dar cuentas a nadie más. La mayoría de la población no sabe ni quién es. En Costas, se echa de menos la presencia de Fernández que, aunque duro, se le veía más atento con la cosa del litoral que ahora. Y, en periodismo, lo digital ha hecho posible que haya diarios, muchos, cada uno con su línea editorial, cuando en los tiempos de papel solo La Voz fue capaz de dar ese salto de las noticias al día, con jornadas maratonianas y pérdidas injustificables, aunque fue toda una escuela para cientos de periodistas de aquí y de allí. Todo sigue igual pero todo es tan distinto.

    

  • Escrito por Redaccion

JUGANDO A LA PELOTAMANO

Es Lanzarote, probablemente Tiagua, aunque también podría ser Tinajo, La Vegueta, Soo, o Teguise. No están marcando el camino ni calculando cuánto costaría asfaltarlo, ni están mirando  a ver quién tiene o no sombrero. Son jugadores de pelotamano, un deporte ancestral lanzaroteño, que se practicaba fundamentalmente en estos pueblos y que, al parecer, fue introducido por los normandos en el siglo XV, cuando conquistaron la isla, o, posteriormente, por los castellanos, ya que por aquellas tierras europeas y de conquistadores ya se practicaba. Son dos equipos de cinco jugadores cada uno, aunque, también pueden estar formados por 4 ó 6 jugadores, y en un campo de tierra, en la mayoría de las ocasiones caminos vecinales, que tiene unas dimensiones de 8-9 pasos de ancho y 60-70 pasos de largo. Esa foto corresponde a un partido a finales de los años ochenta, cuando ya estaba en franco retroceso su práctica y los más viejos del lugar, animados por sus descendientes, eran los que se tiraban a la calle rememorar tiempos pasados y de gloria pelotera insular. Un deporte que antaño destacaba y que se practicaba los domingos o los días de fiesta durante largas horas, en un ambiente lúdico y de alta competitividad.

  • Escrito por Redaccion

UN HELICÓPTERO PARA LA GRACIOSA

A finales de los años 80 del siglo pasado, se considerable fundamental reforzar la comunicación entre Lanzarote y La Graciosa. Aquellos días de temporales y aislamiento se pasaban ideando alternativas. Se volvió a hablar de recuperar el proyecto de la carretera por Gusa, para bajar hasta la playa del Risco y de allí reducir la travesía a dos kilómetros, mucha más corta y menos peligrosa que saliendo desde Órzola. Se habló también de poner un teleférico desde lo alto del Risco hasta Caleta de Sebo, pero ganó adeptos muy rápido poner un helicóptero. El de la imagen, que era casi de juguete, fue la primera intentona. Sus propietarios llevaron a periodistas en un vuelo de prueba a La Graciosa y a Alegranza, en su propósito de popularizar la medida que querían venderle al alcalde de Teguise del momento, Dimas Martín. Más tarde, hubo un helicóptero volando entre el Complejo Agroindustrial y La Graciosa pero entre los sustos que provocaban a las cabras, y las quejas de los ganadero de la zona, más lo caro que era el mantenimiento del servicio, acabaron siendo un fracaso. Ya nunca más se habló ni de helicópteros, ni de carreteras, ni de teleféricos, a pesar de que ahora son miles las personas que viajan a la isla vecina. Pero con embarcaciones de más calidad, y dos compañías actuando en franca competencia, son muy pocos los días del año que se interrumpen las comunicaciones marítimas entre Caleta de Sebo y Órzola.  

  • Escrito por Redaccion

AQUELLOS TIEMPOS DE ARRECIFE CON ALCALDE

Los dos salieron de las elecciones de 1991 con mayorías absolutas. El uno, José María Espino, como hombre fuerte del PSOE, en el Ayuntamiento de Arrecife; el otro, Dimas Martín, con su PIL recién estrenado, en el Cabildo de Lanzarote. Fueron las dos últimas mayorías absolutas que se dieron en Arrecife y en el Cabildo en los últimos 27 años  y ni se esperan que regresen a sus plenos en otros tantos años, donde cada vez hay más partidos y menos consejeros o ediles para los más votados. Se enfrentaron en 1993 por el Senado, y ganó Dimas, con diferencia, incluso con este condenado y con el Cándido Armas, en los carteles y como beneficiario senatorial. El insularista comenzó su todavía no terminada peregrinaje por los juzgados y las prisiones, con apariciones políticas estelares y decadentes, y el socialista dejó de serlo cuando Dimas, otra vez con Cándido de candidato, y con trabajo de fontanería y sifón que le costó cárcel de nuevo, le quitó la alcaldía que tenía desde 1983. En el 99, Espino apareció como nacionalista intentando ser alcalde con CC y con la hermana de Cándido, Manuela Armas, de segunda en su lista. Dimas ganó las elecciones, acabado su primer periodo de inhabilitación, al Cabildo, con mayoría simple, y renunció toda su lista a presidir el cabildo para que fuera presidente, otra vez, Enrique Pérez Parrilla para evitar la censura de nacionalistas y socialistas, y poder llegar a un acuerdo, que se produjo dos años después, con los socialistas. A Espino, los socialistas le exigieron su dimisión para apoyar la candidatura de CC a la Alcaldía de Arrecife. Así llegó la hermana de Cándido, a sustituirle en la Alcaldía de Arrecife, y el PSOE consumó su venganza contra Espino por dar el portazo en el partido. Pero Manuela de Armas, que acabó en el PSOE más tarde, fue censurada por el PIL y el PSOE, en su nuevo noviazgo, y se hizo alcaldesa Isabel Déniz mientras que Enrique Pérez Parrilla siguió siendo presidente hasta el 2003. Pero eso ya son otras historias.   

  • Escrito por Redaccion

LOS 25 AÑOS DE CASINO EN LANZAROTE

Hace 25 años que llegó a Lanzarote el juego con dinero entre ruletas, crupieres, y apuestas a la prisa al son de la bolita que rueda en busca de uno de los 37 números. En la foto, el día de la inauguración, estrellas y políticos y políticas, entre ellos la entonces presidenta del Cabildo, Sebastiana Perera, comparten espacio con representantes de distintas asociaciones de la isla, en un intento de apoyar esta nueva oferta lúdica en la isla como una forma de complementar la oferta turística de la isla. El juego entró por Costa Teguise, en un hotel de la zona estuvo inicialmente el casino, pero no dio el resultado esperado. Posteriormente y hasta la actualidad, se desplazó la oferta a Puerto del Carmen.   

  • Escrito por Redaccion

Barragán en los tiempos de AM

Eran otros tiempos, finales de los años Ochenta del siglo pasado. No existía todavía Coalición Canaria y las AIC tenían en Fuerteventura a Chacón y su IF y Asamblea Majorera era otra cosa. Era todo un ejemplo, a pesar de la salida ruidosa de la organización en ese momento de algunos popes que no quisieron aceptar la limitación de permanencia en un cargo. Asambleas de cientos de personas tomando las decisiones, perfil de izquierda y pegada al sentir popular de una isla que empezaba a desarrollarse turísticamente. Allí estaba, como joven secretario general de AM, en plena guerra contra el CDS del "Marqués de las dunas", enemigo número uno en aquellos tiempos,  el hoy secretario general de Coalición canaria y consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, José Miguel Barragán. Han cambiado muchas cosas en Fuerteventura a lo largo de estos 30 años, pero sigue la semilla de AM y el propio Barragán siendo todo una bandera de la isla majorera. Eso sí, ahora izada dentro del mundo contradictorio de las propia Coalición Canaria.

  • Escrito por Redaccion

TIEMPOS DEL PIL Y DE MANOLÍN

La década de los años 90 del siglo pasado estuvo marcada por el nacimiento y desarrollo del Partido de Independientes de Lanzarote promovido por los alcaldes Dimas Martín ( Teguise), Honorio García Bravo ( Yaiza), Antonio Cabrera Barrera (q.e.p.d.) (San Bartolomé) y Luis Perdomo (Tinajo). Al margen de los cuatro alcaldes,  el hombre que más protagonismo tuvo y que más colaboró técnicamente a que el PIL fuera una referencia política insular, fue el recientemente fallecido Manuel González Díaz, en la foto con Antonio Cabrera en aquellos tiempos, que armó el partido desde su estrategia a su ideario, dándole forma a algo que se hubiera quedado en "un clan de alcaldes" de haberse hecho a la forma y manera de sus protagonistas políticos. El joven Manolín, con apenas veintitantos años, sociólogo, se enfrentó al reto con sus gafitas de empollón y su atrevimiento de intelectual "políticamente incorrecto" granjeándose enemigos dentro y fuera del partido pero dándole brillo a un proyecto que más tarde murió de éxito. Y otras cosas con las que él poco tuvo que ver. Quizás la intensidad con la que vivió aquellos momentos determinó su errante trayectoria posterior que no le dejó "ni cuartos, ni prestigio" pero que tampoco consiguió arrebatarle su ímpetu y su provocadora apuesta por vivir en libertad y de acuerdo consigo mismo. Hoy, tanto uno, él, como su acompañante, Antonio, son recuerdos de una etapa política insular que ayudaron a construir.    

  • Escrito por Redaccion