PUBLICIDAD

¿Quién paga los más de 250.000 euros del montaje de los  cinco escenarios de las fiestas de San Ginés?

La exconcejala de Festejos, Nova Kirkpatrick, responsable de las fiestas, escucha la breve intervención de Cristina Duque.

El grupo de Gobierno no responde a las preguntas de la oposición, en más de dos horas de pleno extraordinario.  Astrid Pérez valora en 120.000 euros los gastos del Ayuntamiento en las fiestas pero no entra a valorar los gastos del Cabildo. Cuatro facturas por más de 250.000 euros por el montaje de los escenarios no se sabe quién debe pagarlas. El grupo de gobierno no confirmó que la feria tuviera autorización municipal para poder colocar las atracciones

La celebración, esta mañana, del pleno extraordinario solicitado por la Oposición para aclarar los gastos en las Fiestas de San Ginés,  que consideran un despilfarro, sirvió de poco. Nada nuevo aportaron los concejales comparecientes a las incisivas preguntas de los tres concejales de Podemos, liderados por Leti Padilla, y el portavoz de CC, Echedey Eugenio. Aunque repitieron una y otra vez las mismas preguntas a los comparecientes estos se limitaron a obviar las preguntas y tener una escueta intervención,  en la que manifestaban impresiones que nada tenían que ver con los requerimientos de los convocantes del pleno.

Los concejales de Podemos no encontraron respuestas a sus preguntas.

En el caso del primer compareciente, el concejal Roberto Hebrón se limitó a decir que todos los expedientes que salieron del departamento tenían informes positivos y no confirmó ni negó de forma explícita que la instalación de la feria de atracciones contara con la autorización expresa. Por su parte, la concejala de Hacienda, Cristina Duque, se limitó  a dar una breve relación de decretos  de contratos  menores con la prensa, imprenta, seguridad y otros sin alcanzar a valorar otros gastos más cuantiosos.

La alcaldesa y el teniente de alcalde también comparecieron en el pleno.

Echedey Eugenio le volvió a decir que le dijera cuánto había costado esta fiesta  y le recordó que hay facturas por 250.000 euros de montaje de escenarios que no cuenten con ningún tipo de expediente. Asimismo le reprochó que una ciudad que estaba en bancarrota como Arrecife se gastara en sus fiestas 15.000 euros en Azafatas y  más de 160.000 euros en conciertos.

 

Kirkpatrick,  casi dos minutos de intervención para apenas dar las gracias a los participantes

Si decepcionantes fueron las intervenciones de los dos primeros concejales, la comparecencia de la responsable directa de las fiestas, la exconcejala de Festejos, la socialista Nova Kirkpatrick, llevó su intervención casi a lo esperpéntico. De los diez minutos que tenía para dar explicaciones, apenas agotó  un minuto y 55 segundos con agradecimientos a todos los que colaboraron en las fiestas su participación y destacando que se habían hecho unas fiestas dignas de la tercera capital de Canarias. Destacó también el importante “impacto mediático” que habían tenido las fiestas pero no dio ningún detalle ni del convenio del Cabildo,  ni respondió cuánto costaron las fiestas en total ni la razón la por la que ella y Carlos Espino, dos políticos,  eran los miembros de la Comisión de Seguimiento del convenio firmado por el Cabildo y el Ayuntamiento.  El portavoz  de CC, Echedey Eugenio la consideró “la cabeza de turco” de las fiestas.

El portavoz de CC, Echedey Eugenio, insistió en que los comparecientes contestaran a las preguntas sobre los gastos de las fiestas.

 

Alfredo Mendoza y Astrid Pérez

El portavoz del PSOE, José Alfredo Mendoza, jugó con mayor sinceridad e, incluso, llegó a alabar el trabajo de fiscalización de la Oposición. Llegó a pedir disculpas por no estar el convenio registrado en el Ayuntamiento todavía, pero se justificó en la premura del acuerdo y en los pocos días que lleva en el Ayuntamiento, aunque hizo la salvedad de que todo estaba bajo el amparo de la ley, y que la situación era subsanable.

La alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, sin querer dejar evidenciar las diferencias que tiene con el comportamiento de los socialistas sí fue rotunda en algunos episodios, en los que dejó claro que ella ni participó, ni conocía ni firmó el convenio firmado entre el Cabildo y el Ayuntamiento y también resaltó que cesó a la concejala Nova  Kirkpatrick porque no le mantuvo informada de las actuaciones y gastos que hizo en las fiestas. Además, manifestó que los gastos del montaje de los escenarios corresponden al Cabildo y no al Ayuntamiento,  a pesar de que la empresa que prestó el servicio ha presentado las facturas en  el Ayuntamiento de Arrecife.

En el último punto del pleno, el grupo de gobierno rechazó la moción presentada por los dos grupos de la oposición para que se hiciera una auditoría externa de los actos de las fiestas para garantizar la seguridad en los mismos en el futuro.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar