Viernes, 22 de septiembre del 2017

Actualizado:04:30:25 AM GMT

Está en: Opinión M&M

M&M

E-mail Imprimir

No había lugar, ni alternativa, para la sorpresa. Migdalia Machín ya ocupa la Secretaría General de  CC Lanzarote para regocijo tanto de ella como de sus mentores. La carrera hacia el cargo, que se inició con el artículo Migdalia Machín, Me Gusta , del alcalde y parlamentario Marciano Acuña, hombre de máxima confianza de Pedro San Ginés, y compañero de bancada parlamentaria de la propia Migdalia y del secretario general saliente David de la Hoz, ha sido perfectamente programada por los hombres fuertes del partido. Y les ha salido bien, muy bien. Incluso mucho mejor de lo que ellos pensaron porque, meter dentro a Oswaldo Betancort , era más un sueño que un objetivo. Convertir en segundo al que la operación tenía como objetivo para evitar que fuera el primero es una guinda que pone al descubierto lo bien trabajada que estuvo la estrategia.

Migdalia Machín se convierte así en la primera mujer que ocupa la Secretaría  General de CC Lanzarote, un partido al que se le criticó en alguna ocasión que sus carteles electorales olieran más a espuma de afeitar que a paridad. Con caritas de hombres en todos. Ahora, esos mismos hombres han decidido allanarle el camino a Migdalia para que encabece el partido, ya veremos si se queda sólo en eso o se atreve y puede liderarlo. Por el momento,  tiene en su Ejecutiva nacionalistas de todos los colores y sabores, como una buena bolsita de M&M, donde el chocolate que les une a todos es el de no tener todavía definidas listas y cabezas para las próximas elecciones locales. Y ahí es dónde está el problema. Y parece que está sin resolver. Por el momento, la corriente mayoritaria y fuerte que lidera en la sombra y al sol Pedro San Ginés ha conseguido desactivar movimientos incómodos, atrayendo hacía sí los apoyos en los que quería asentarse una alternativa. Y tanto se los trajo que acabó hasta con quienes querían hacer otra cosa alineados y fotografiados con la suya.

Migdalia ha sido una buena jugada y demuestra que esta gente de Coalición ha aprendido a hacer política orgánica, y en eso tiene mucho que ver la experiencia  de David de la Hoz en el cargo de secretario general y en el Parlamento. Mientras Pedro gobernaba, David organizaba. Y se va dejando la cosa afianzada, sin ruptura, sin enfrentamientos pero todavía con la herida abierta. Pero eso ya será cosa de Migdalia, una mujer joven que tiene el sello de política impregnado en el alma por genética, formación y ejercicio. ¿Será suficiente? Como en una bolsita de  M&M, los hay de todos los colores, lo que ayuda a la variedad pero dificulta cuando sólo quieras sacar uno de un determinado color.

 

 


Compartir

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refrescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.