PUBLICIDAD

Opinión

Presuponer el pasado, presupuestar el futuro

En estos momentos (en los que escribo yo y no sé si en el que usted lee), los consejeros del Cabildo de Lanzarote, bajo la batuta de su presidente, están en pleno debate de los presupuestos de la corporación para este año. Aunque parezca contradictorio lo de presupuestos y para este año a finales de marzo es así y hasta tendríamos que alegrarnos. Ya se sabe que consuelo de muchos es consuelo de tontos pero es que hay corporaciones que presuponen lo que van a gastar al año, en diciembre de ese mismo año u otros que lo aprueban al siguiente. O sea que una norma, como es, en definitiva, el presupuesto de las administraciones públicas, que busca que se tengan previstos ingresos y gastos y que los mismos sean obligatoriamente respaldados por la mayoría absoluta de los miembros elegidos en una institución se aprueba a posterioridad.

Se convierte en un mero trámite de reconocimiento de lo que se gastó siguiendo como línea argumental lo presupuestado el año anterior. O sea, el presupuesto del Cabildo de este año se aprueba de forma provisional hoy, 28 de marzo, después del correspondiente mes de exposición pública, si no hay impugnaciones, quedará definitivamente aprobado en mayo. O sea, otra vez, que casi medio año nos lo hemos comido sin presupuestarlo en el conjunto del año. No es sino un ejemplo de cómo funciona la administración y de por qué las cosas derivan en las situaciones de despilfarro y descontrol en las que se encuentra el sector público.

 Crisis, en los ingresos

En el presupuesto del Cabildo de este año se refleja la crisis sin paliativos en el apartado de ingresos. En el del gasto, se refleja lo que tienen para gastar pero para saber realmente si se está actuando con rigor y de acuerdo con las circunstancias actuales habría que analizarlos más profundamente. No me valen las cifras absolutas de recortes, porque las mismas pueden llevar aparejada la desaparición de servicios necesarios y el mantenimiento de otros no tan necesarios. Porque cuesta lo mismo celebrar un pleno, donde se le paga a los no liberados, que la subvención a un deportista o unas cuantas becas para el transporte. Y notamos como unos se celebran, a veces sin ton ni son, y las otras, las subvenciones, se dan tarde y a veces parecen que a regañadientes. De la gestión responsable hay mucho que hablar y de la hipocresía pero no toca ahora.

 Les decía, antes de irme por los vericuetos del gasto y del engaño, que los ingresos son realmente flojitos. Si nos atenemos al presupuesto ordinario, no al consolidado que incluye las cuentas del Instituto de Atención Social, Consejo Insular de Aguas y EPEL,  asciende a cerca de de 85 millones de euros, uno más que en el del año pasado. Es un presupuesto que nos retrotrae a principios de siglo, a los años 2002 y 2003  y que nos aleja a años luz de presupuestos boyantes como los del 2007, donde el montante para gastar o invertir superaba los 131 millones de euros. En cinco años, en un lustro, se ha reducido el presupuesto del Cabildo en 46 millones de euros. O sea, cantidad similar a más de la mitad del montante del presupuesto de este año del Cabildo se lo ha devorado la crisis en estos años de estrecheces. No cabe duda que es una situación delicada, que necesita de seriedad y valentía para afrontarse. Un cambio de esas magnitudes no se arregla con cambios superficiales, con parches políticos para atemperar enfrentamientos y acomodar convivencias.

 Además, la estructura del Cabildo muy poco tiene que ver con su capacidad de ingreso, ya que la financiación del mismo, más de un 70%, les viene directamente vía transferencia bancaria del Gobierno de Canarias (REF, especialmente el porcentaje del IGIC) y del Estado.

 Los Cabildos (casi) sólo gastan

Aclaremos, la gestión de los políticos que en estos momentos están en el salón de plenos del Cabildo - los portavoces haciendo piruetas verbales y guerrilla de colegio, cinco de ellos, y los restantes, dieciocho, chupando caramelos, haciendo garabatos en sus papeles, o "swaapeando" -, no tiene nada que ver con la capacidad de ingresos. El Cabildo apenas recauda y los ingresos propios, por servicios o impuestos, no superan el 20%. Por esta situación, deberían dar todavía más y mejor ejemplo en el gasto público. A ellos les toca darle la estructura necesaria para prestar los servicios sin ahogar a la entidad. Ya que otros tienen que apretarnos las tuercas a base de impuestos como el IGIC, el Gobierno de Canarias, o el IRPF, como el Estado, lo menos que podemos hacer es poner al frente del Cabildo, una entidad hecha para gastar, para prestar servicios, alguien que lo haga bien, de acuerdo a sus posibilidades y a las necesidades de los ciudadanos. Y  se ha hecho realmente mal en estas últimas dos décadas, muy mal. Peor que en los años 80, incluso donde había menos fondos y parece que más seriedad.

 El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, que conoce el lenguaje económico, intentó ayer explicarnos, en rueda de prensa, por una parte las dificultades y estrecheces que vienen dadas por los capítulos de ingresos, nada que objetar, y lo justo del reparto que se ha hecho en las partidas del gasto, de eso ya hablaremos. También se alegró de haber cerrado estos presupuestos en menos de un mes con sus actuales socios a los que felicitó. La cosa sonó como a crítica a los que han dejado pasar seis meses, desde septiembre del año anterior se debería estar en el asunto, pero me imagino que serán cosas mías porque el presidente de todos los ayer hasta hace tres años era el mismo que hoy, o sea él. Y como Pedro no es muy dado a criticarse a sí mismo ni a equivocarse seré yo el confundido.

 Reducciones y privilegios

Valoró muy positivamente las palabras de San Ginés en cuanto a la reducción del gasto de personal para 2012, apenas un 2%  con una plantilla de 17 personas menos que el año pasado, porque el dato viene complementado con una reducción de 4,5 millones de euros y 107 personas en los últimos ejercicios. No sé si es necesario y si se puede seguir actuando en ese sentido con criterios de equidad y de seriedad. Pero estoy convencido de que la amplia plantilla del Cabildo no está dimensionada, ni adecuadamente organizada, ni presenta, en su gran mayoría, el perfil de la administración del siglo XXI, donde la puerta de la misma la encuentra el vecino en su casa a través de Internet. Por supuesto, no es culpa ni de todos ni de uno de los trabajadores. Cada cuatro años elegimos a representantes públicos para que gestionen el dinero que las administraciones superiores le ingresan en cuenta corriente. Son ellos lo que han contratado a tanto personal, en muchas ocasiones por su propio interés político, personal o partidario y no el de la administración. Y en esas situaciones, si se necesita un abogado no es raro que se contraten cinco auxiliares administrativos. O a la inversa, que también se da, que cada día los políticos se relacionan mejor y tienen amigos mejor formados. Eso es así.

 Tampoco me parece que dejar de lado las devoluciones de funciones y servicios del Gobierno de Canarias sea una medida responsable. El Hospital Insular, la parte sanitaria, y la Escuela de Turismo, cuestan un pastón y son funciones que debe dar el Gobierno de Canarias. Es verdad que la cosa tampoco está bien para la Comunidad Autónoma pero precisamente por eso, cada uno debe atender sus competencias. Aunque en este caso, al igual que las “del abogado y los cinco auxiliares” son los responsables técnicos de esos servicios, staff del Hospital Insular y profesores de Turismo, como amigos de los políticos, los que consiguen que se prioricen sus voluntades a las de toda la isla. Por eso digo, lo del gasto es un mundo, y necesita desmenuzarse. Y ya lo haremos. Por hoy ya está bien que seguro que los consejeros ya van por el segundo caramelito.

 

                 

  • Escrito por Manuel García Déniz

Felicidades

Hoy cumple la FCM 20 años. Se me apetece mucho cumplir con la debida felicitación y lo hago de corazón. Sin embargo, no se me apetece lo más mínimo justificar tal felicitación y entrar a valorar su trayectoria en defensa del territorio, sus aportaciones al debate público, su permanente exhibición de pensamiento crítico... no, no se me apetece entrar en un recorrido por su trayectoria porque sería una presunción por mi parte.

  • Escrito por Carlos Espino (*)

De la escuela emocional

Pero ¿qué es eso de la Ecuación Emocional y para qué sirve, vamos a introducir otra nueva asignatura, no quedamos en que debemos trasmitir conocimientos…? Estas y otras son preguntas que se me han planteado en varias ocasiones por parte de padres y alumnos: intentaré clarificar, porque estamos hablando de algo que es consustancial a la educación de nuestros hijos e imprescindible para la dimensión personal y social del individuo.

  • Escrito por Miguel Ángel Heredia (*)

Veinte mil

Domingo, 25 de marzo. Todavía con el recuerdo fresco de la manifestación contra el petróleo, sigo en televisión el escrutinio de resultados de las Elecciones asturianas y andaluzas. Y compruebo que nada sale gratis en política: La subida del PSOE en el Principado y los buenos resultados de la izquierda en Andalucía, que permitirán el gobierno de socialistas e Izquierda Unida, han noqueado al Partido Popular.

  • Escrito por José Montelongo (*)

Dos décadas de Fundación

Veinte años después de su creación y casi de la muerte de su creador, que falleció en un accidente de tráfico seis meses después, la Fundación César Manrique celebra dos décadas de interacción cultural y social. Su pronta orfandad, fruto de la muerte de César y también de que tuvo poco tiempo para definir qué quería de ella y que a sus 73 años siguía tan implicado en sus creaciones como siempre. Hubo que hacer la Fundación y  ponerla a caminar sin la luz orientadora del genio. Y se hizo.

  • Escrito por Manuel García Déniz

La primera vez. Otras vendrán

La derrota del PP en Andalucía, evidente derrota por mucho que se haya convertido en primera fuerza política, es el resultado del temor de la ciudadanía a la hoja de ruta oculta del nuevo Gobierno central. A pesar de los múltiples escándalos, de las irregularidades, del despilfarro en la gestión socialista andaluza, los ciudadanos han optado por lanzar un mensaje diferente al que quería escuchar el PP. El resurgimiento de IU, que pasa de 6 a 12 diputado, es una apuesta clara y evidente de los electores.

  • Escrito por Damián Peña (*)

¿Amarga victoria y dulce derrota?

El 25 de marzo iba a pasar a la historia por ser “el día después” de la histórica manifestación de Lanzarote entera en contra del petróleo y por la conquista del poder en Andalucía y, en menor medida, en Asturias, dos comunidades de más que demostrada filia socialista, por el Partido Popular. Pero no, no fue ayer un día fácil para los populares. Al cabreo de los canarios por no saber digerir el éxito de la manifestación, se unieron la amarga victoria, sin mayoría absoluta ni gobierno, en Andalucía y la victoria socialista en Asturias, aunque sea insuficiente para gobernar y todo apunte a que el Francisco Alvarez Cascos, que perdió fuelle y parlamentarios, acabe pasando al PP por su Foro y formando gobierno de centro derechas, con el PSOE, ganador de las elecciones con 16 diputados, subió uno, junto a IU, 5 diputados, subió otro, y UPy D, que entra por primera vez en el Parlamento asturiano, con un escaño, en la oposición.

  • Escrito por M. García Déniz

Fuera de la realidad

Suele ocurrir tanto por estados depresivos como por eufóricos. Mucho peor cuando se pasa de uno a otro sin el necesario reposo emocional. Colocarse fuera de la realidad es más habitual de lo que se piensa pero no siempre es igual de fácil detectarlo. En el caso de las personalidades y personajes públicos, el hecho de su sobreexposición a los medios de comunicación, además de tener ya un perfil muy dado al ego, puede ayudar a identificarlo. Aunque también puede perjudicar a los no afectados que lo aparentan. En las situaciones extremas, de máxima exigencia, suelen darse con más frecuencia y personas equilibradas y bien valoradas políticamente se quedan en tierra de nadie. Ante la sorpresa de todos, especialmente de sus fieles seguidores que no llegan a entender cómo la persona que tienen de líder, llena de virtudes, capaz de ver el más allá y traerlo al más acá, se pierda de esa forma en cosas tan evidentes.

  • Escrito por Manuel García Déniz

El mar es de todos

De la lucha por preservar la tierra a la lucha por conservar el mar. A veces parece que el ser humano, o al menos una parte importante de la especie, está empeñado en trazar la senda hacia su extinción y mejor pronto que tarde.

 El 27 de septiembre de 2002, 10.000 personas salieron en la calle en Lanzarote para exigir “ni una cama más”. Sucedió hace una década, en tiempos de frases célebres, como la del político majorero que dijo algo así: “¿Desarrollo sostenible? Muy bien. Pero yo prefiero el desarrollo a secas”.

  • Escrito por Myriam Ybot

Yo estaba allí

Más de veinte mil lanzaroteños decidieron hoy pasear por la Avenida Marítima de Arrecife, aprovechar para mandarle un recadito al ministro de Industria, el líder del PP en Canarias, José Manuel Soria, y manifestar su enérgico rechazo a los experimentos con petróleo en aguas canarias. Más de veinte mil personas que decidieron ir a manifestarse aunque sabían que había políticos en la zona y que algunos intentarán rentabilizar este éxito de la sociedad lanzaroteña en beneficio propio. Flaco favor se harán a sí mismos, porque los lanzaroteños ni son tontos…ni van a Media Mark.
  • Escrito por M. García Déniz Fotos Fabián Ramírez

El día del “NO”

He oído y leído en algunos foros que algunos consideran a estos canarios de Lanzarote y Fuerteventura seres extraños y raros porque, teniendo una inmensa bolsa de petróleo en el fondo del mar, en forma de tesoro, se niegan a explotarla. Remarcan, con el énfasis propio de quien no conoce el negocio o se va a beneficiar muy bien del mismo, que a los precios que está la gasolina y los majoreros y conejeros, majos todos, se plantan con estas reticencias al oro negro. Que a qué vienen esos aires de autocomplacencia de estos necios que, por no tener, tienen hasta menos trabajo que otros territorios. Pero que se creen, argumentan, estos apenas 250.000 habitantes refugiados en dos islas secas e históricamente pobres de solemnidad, ¿Acaso pretenden que España renuncie a mejorar su independencia energética por miedo de ignorantes?

  • Escrito por Manuel García Déniz