PUBLICIDAD

Opinión

Romería versus Procesión de Los Dolores

Cada cinco años, pasa. Y no me refiero a las Fiestas Lustrales de La Palma, en las que también hay una virgen por medio y miles de personales de fiesta. Me refiero a las que se celebran en honor a Nuestra Señora de Los Dolores, que se viven con cierta conmoción popular cada cinco años porque el calendario hace que el 15 de septiembre sea un sábado, el día reservado para la romería, principal y multitudinario acto de las fiestas. Entonces chocan dos trenes de sentimientos/resentimientos.

  • Escrito por Manuel García Déniz

EDITORIAL Canarias, al límite

La coincidencia en el mismo día, ayer, del conocimiento de los datos del paro registrado del mes de marzo y de cómo afectará a Canarias los recortes anunciados por el Gobierno de Rajoy agravó la preocupación que se tiene de la situación del Archipiélago y sus expectativas de futuro. Se pinta un panorama desolador que alcanza niveles inimaginables cuando se ve qué papel quiere jugar el Gobierno de Canarias. Las declaraciones de ayer eran más propias de plañideras que de altos directivos públicos que son lo que son y por lo que cobran. La angustia ante la dificultad se agrava al ver la poca consistencia del planteamiento regional. Ese es un dato.

  • Escrito por WWW.ELPERIODICODELANZAROTE.COM

La penitencia de Dimas Martín

El próximo domingo, día 8 de abril, el que fuera en sus buenos tiempos, y a la vez, senador, diputado regional, alcalde de Teguise, consejero del Cabildo y otras muchas cosas más y ahora es un condenado requetecondenado celebra su cumpleaños. Sí, en plena Semana Santa, en domingo de Resurrección, Dimas Martín Martín cumple sus 64 años, los que distan de aquel año de 1948, fecha en la que nació en Yaiza, aunque fuera en Teguise, en 1983, cuando empezó su periplo político y diez años después, 1993, el de sus condenas por decisiones tomadas en el ámbito público.

  • Escrito por Manuel García Déniz

¿Solos ante el peligro (del petróleo)?

No sé por qué me está dando la sensación de que nos estamos quedando solos ante el peligro del petróleo. Me refiero a Lanzarote y Fuerteventura, que respondieron de forma contundente con esas manifestaciones del día 24m y con la reacción también en la vía judicial por parte del Cabildo, arropado por la mayoría de la ciudadanía y en estrecha colaboración con casi todos los colectivos sociales. Sabemos que están en el bando del sí el PP y el gobierno español, a pecho descubierto, sin atender a reparos legales ni a exigencias protocolarias y democráticas. Eso está claro y se agradece. No hay peor enemigo que aquel que se vende como amigo. Pero echo en falta cosas y algunas me huelen mal.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Un secreto demasiado largo

altEste mes de abril, el día 19, se cumplen dos años del inicio de la Operación Jable, el segundo ataque judicial contra la presunta corrupción lanzaroteña, dentro del Caso Unión que se emprendió el 25 de mayo de 2009; hará tres años muy pronto.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Movilizados

Algo está cambiando en Lanzarote. Y de ser así, me gusta. En menos de una semana, el 24 y 29 de marzo, los lanzaroteños han conquistado la calle con presencias multitudinarias en dos manifestaciones. En la primera, contra el petróleo, más de veinte mil, y ayer, contra la Reforma Laboral, más de cinco mil. Se han  batido récord. La del sábado fue la mayor  manifestación celebrada en Lanzarote; la de ayer, la manifestación con mayor participación en la isla de todas las huelgas generales que se han plantado a gobierno alguno. La gente está quemada y quiere que se sepa. Se muerden los labios porque están asustados ante el inquietante panorama económico pero no quieren que se les olvide a la hora de redefinir el modelo. Han sido apenas 100 días, hoy los cumple, de gobierno del PP pero las medidas, jaleadas desde Europa, preocupan enormemente a una población que sufre las consecuencias sin ver la más mínima sensibilidad.

  • Escrito por Manuel García Déniz

24 y 29 de marzo

En apenas cinco días la gente de esta tierra ha salido dos veces a la calle de manera multitudinaria, dejando una sensación agridulce. Por un lado el inevitable y maravilloso goce de ganar de nuevo la calle como calle de todos, como espacio en el que aunar voluntades y demandas, en el que reconocernos ciudadanos y ciudadanas de esta tierra.

  • Escrito por Carlos Espino

Editorial Una huelga general, difícil y necesaria

Los representantes de los trabajadores, los sindicatos, han decidido convertir el día 29 de marzo en una demostración de la fuerza de los trabajadores, de la mayoría de los ciudadanos, en definitiva, para intentar poner freno al desmantelamiento de los derechos que merma la recién aprobada Reforma Laboral. Aunque no sólo eso. Se ve como un paso de la parte más desfavorecida y castigada por la crisis y las medidas del gobierno para que toda la carga de los ajustes no caiga sobre sus hombros y bolsillos. La desazón que anida en la mayoría de la población, asustada por la rápida destrucción de puestos de trabajo que alcanza cifras dramáticas tanto a nivel estatal, como de Canarias y la isla de Lanzarote.

  • Escrito por www.elperiodicodelanzarote.com

Agricultura y energía

La amenaza de las prospecciones petrolíferas no debe impedir que sigamos luchando por mejorar otros asuntos pendientes de solucionar en Lanzarote. A algunos les resultará un tema algo aburrido, pero creo que para la inmensa mayoría de los lanzaroteños es un problema real. Muchos conejeros sentimos una profunda preocupación por la situación de nuestra agricultura.

  • Escrito por Nicanor Rodríguez (*)

Presuponer el pasado, presupuestar el futuro

En estos momentos (en los que escribo yo y no sé si en el que usted lee), los consejeros del Cabildo de Lanzarote, bajo la batuta de su presidente, están en pleno debate de los presupuestos de la corporación para este año. Aunque parezca contradictorio lo de presupuestos y para este año a finales de marzo es así y hasta tendríamos que alegrarnos. Ya se sabe que consuelo de muchos es consuelo de tontos pero es que hay corporaciones que presuponen lo que van a gastar al año, en diciembre de ese mismo año u otros que lo aprueban al siguiente. O sea que una norma, como es, en definitiva, el presupuesto de las administraciones públicas, que busca que se tengan previstos ingresos y gastos y que los mismos sean obligatoriamente respaldados por la mayoría absoluta de los miembros elegidos en una institución se aprueba a posterioridad.

Se convierte en un mero trámite de reconocimiento de lo que se gastó siguiendo como línea argumental lo presupuestado el año anterior. O sea, el presupuesto del Cabildo de este año se aprueba de forma provisional hoy, 28 de marzo, después del correspondiente mes de exposición pública, si no hay impugnaciones, quedará definitivamente aprobado en mayo. O sea, otra vez, que casi medio año nos lo hemos comido sin presupuestarlo en el conjunto del año. No es sino un ejemplo de cómo funciona la administración y de por qué las cosas derivan en las situaciones de despilfarro y descontrol en las que se encuentra el sector público.

 Crisis, en los ingresos

En el presupuesto del Cabildo de este año se refleja la crisis sin paliativos en el apartado de ingresos. En el del gasto, se refleja lo que tienen para gastar pero para saber realmente si se está actuando con rigor y de acuerdo con las circunstancias actuales habría que analizarlos más profundamente. No me valen las cifras absolutas de recortes, porque las mismas pueden llevar aparejada la desaparición de servicios necesarios y el mantenimiento de otros no tan necesarios. Porque cuesta lo mismo celebrar un pleno, donde se le paga a los no liberados, que la subvención a un deportista o unas cuantas becas para el transporte. Y notamos como unos se celebran, a veces sin ton ni son, y las otras, las subvenciones, se dan tarde y a veces parecen que a regañadientes. De la gestión responsable hay mucho que hablar y de la hipocresía pero no toca ahora.

 Les decía, antes de irme por los vericuetos del gasto y del engaño, que los ingresos son realmente flojitos. Si nos atenemos al presupuesto ordinario, no al consolidado que incluye las cuentas del Instituto de Atención Social, Consejo Insular de Aguas y EPEL,  asciende a cerca de de 85 millones de euros, uno más que en el del año pasado. Es un presupuesto que nos retrotrae a principios de siglo, a los años 2002 y 2003  y que nos aleja a años luz de presupuestos boyantes como los del 2007, donde el montante para gastar o invertir superaba los 131 millones de euros. En cinco años, en un lustro, se ha reducido el presupuesto del Cabildo en 46 millones de euros. O sea, cantidad similar a más de la mitad del montante del presupuesto de este año del Cabildo se lo ha devorado la crisis en estos años de estrecheces. No cabe duda que es una situación delicada, que necesita de seriedad y valentía para afrontarse. Un cambio de esas magnitudes no se arregla con cambios superficiales, con parches políticos para atemperar enfrentamientos y acomodar convivencias.

 Además, la estructura del Cabildo muy poco tiene que ver con su capacidad de ingreso, ya que la financiación del mismo, más de un 70%, les viene directamente vía transferencia bancaria del Gobierno de Canarias (REF, especialmente el porcentaje del IGIC) y del Estado.

 Los Cabildos (casi) sólo gastan

Aclaremos, la gestión de los políticos que en estos momentos están en el salón de plenos del Cabildo - los portavoces haciendo piruetas verbales y guerrilla de colegio, cinco de ellos, y los restantes, dieciocho, chupando caramelos, haciendo garabatos en sus papeles, o "swaapeando" -, no tiene nada que ver con la capacidad de ingresos. El Cabildo apenas recauda y los ingresos propios, por servicios o impuestos, no superan el 20%. Por esta situación, deberían dar todavía más y mejor ejemplo en el gasto público. A ellos les toca darle la estructura necesaria para prestar los servicios sin ahogar a la entidad. Ya que otros tienen que apretarnos las tuercas a base de impuestos como el IGIC, el Gobierno de Canarias, o el IRPF, como el Estado, lo menos que podemos hacer es poner al frente del Cabildo, una entidad hecha para gastar, para prestar servicios, alguien que lo haga bien, de acuerdo a sus posibilidades y a las necesidades de los ciudadanos. Y  se ha hecho realmente mal en estas últimas dos décadas, muy mal. Peor que en los años 80, incluso donde había menos fondos y parece que más seriedad.

 El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, que conoce el lenguaje económico, intentó ayer explicarnos, en rueda de prensa, por una parte las dificultades y estrecheces que vienen dadas por los capítulos de ingresos, nada que objetar, y lo justo del reparto que se ha hecho en las partidas del gasto, de eso ya hablaremos. También se alegró de haber cerrado estos presupuestos en menos de un mes con sus actuales socios a los que felicitó. La cosa sonó como a crítica a los que han dejado pasar seis meses, desde septiembre del año anterior se debería estar en el asunto, pero me imagino que serán cosas mías porque el presidente de todos los ayer hasta hace tres años era el mismo que hoy, o sea él. Y como Pedro no es muy dado a criticarse a sí mismo ni a equivocarse seré yo el confundido.

 Reducciones y privilegios

Valoró muy positivamente las palabras de San Ginés en cuanto a la reducción del gasto de personal para 2012, apenas un 2%  con una plantilla de 17 personas menos que el año pasado, porque el dato viene complementado con una reducción de 4,5 millones de euros y 107 personas en los últimos ejercicios. No sé si es necesario y si se puede seguir actuando en ese sentido con criterios de equidad y de seriedad. Pero estoy convencido de que la amplia plantilla del Cabildo no está dimensionada, ni adecuadamente organizada, ni presenta, en su gran mayoría, el perfil de la administración del siglo XXI, donde la puerta de la misma la encuentra el vecino en su casa a través de Internet. Por supuesto, no es culpa ni de todos ni de uno de los trabajadores. Cada cuatro años elegimos a representantes públicos para que gestionen el dinero que las administraciones superiores le ingresan en cuenta corriente. Son ellos lo que han contratado a tanto personal, en muchas ocasiones por su propio interés político, personal o partidario y no el de la administración. Y en esas situaciones, si se necesita un abogado no es raro que se contraten cinco auxiliares administrativos. O a la inversa, que también se da, que cada día los políticos se relacionan mejor y tienen amigos mejor formados. Eso es así.

 Tampoco me parece que dejar de lado las devoluciones de funciones y servicios del Gobierno de Canarias sea una medida responsable. El Hospital Insular, la parte sanitaria, y la Escuela de Turismo, cuestan un pastón y son funciones que debe dar el Gobierno de Canarias. Es verdad que la cosa tampoco está bien para la Comunidad Autónoma pero precisamente por eso, cada uno debe atender sus competencias. Aunque en este caso, al igual que las “del abogado y los cinco auxiliares” son los responsables técnicos de esos servicios, staff del Hospital Insular y profesores de Turismo, como amigos de los políticos, los que consiguen que se prioricen sus voluntades a las de toda la isla. Por eso digo, lo del gasto es un mundo, y necesita desmenuzarse. Y ya lo haremos. Por hoy ya está bien que seguro que los consejeros ya van por el segundo caramelito.

 

                 

  • Escrito por Manuel García Déniz

Felicidades

Hoy cumple la FCM 20 años. Se me apetece mucho cumplir con la debida felicitación y lo hago de corazón. Sin embargo, no se me apetece lo más mínimo justificar tal felicitación y entrar a valorar su trayectoria en defensa del territorio, sus aportaciones al debate público, su permanente exhibición de pensamiento crítico... no, no se me apetece entrar en un recorrido por su trayectoria porque sería una presunción por mi parte.

  • Escrito por Carlos Espino (*)