PUBLICIDAD

"Estamos educados en que el amor es sufrir"

Marina Marroquí ha llegado a más de 30.000 jóvenes de España.

La educadora social Marina Marroquí alerta del bombardeo de mensajes que "promueven la sumisión de la mujer y el desequilibrio de poder en la pareja". La campaña Únete Yaiza finaliza impartiendo talleres de detección precoz de la violencia machista dentro y fuera del IES Yaiza

En el marco de la campaña Únete Yaiza, la educadora social Marina Marroquí  alertó  a jóvenes y adultos partícipes en los talleres sobre detección precoz de la violencia de género de las expectativas crueles que la sociedad actual plantea a la mujer a través del bombardeo de mensajes que "promueven su sumisión y el desequilibrio de poder en la pareja". Desde su vivencia más personal como mujer maltratada, siendo muy joven, y desde su formación y trabajo profesional en la Asociación Ilicitana Contra la Violencia de Género, Marina Marroquí expuso sin tapujos ni medias tintas los indicios por los que una mujer y su familia pueden sospechar que es víctima del maltrato aunque no haya habido agresiones físicas.

 "Estamos educados en que el amor es sufrir". Marina además sostiene que "en una sociedad con mensajes machistas, todos somos machistas".  La publicidad, el cine, la música, la televisión, las redes sociales y hasta los videojuegos, todo ese cúmulo de mensajes que consumimos a diario sin filtros, influyen en nuestra personalidad hasta el punto de dibujar "mujeres y hombres Disney" donde la exhuberancia física es el principal y casi que único valor, creando una línea fina entre machismo y violencia de género.

Uno de los aspectos en los que incidió Marina Marroquí es "el precio que los hombres pagan por el machismo, que no se le explica a los chicos".  En el rol de género pintamos al hombre ideal como fuerte, valiente,  protector mujeriego o independiente.

Marina Marroquí en uno de los talleres en el IES Yaiza.

Cuando no cumple con la mayoría de estos condicionantes puede ser señalado como "fracasado o que no sirve para nada". Más del 93 por ciento de los suicidios son de hombres. En ese rol de género la mujer debe ser, entre comillas, comprensiva, cariñosa, débil, guapa o delicada.

La sociedad puede volverse cómplice del maltratador, de allí la célebre frase de que "si hay una manada tiene que haber rebaño", así, "terminamos normalizando la violencia".  Y la violencia entendida como una situación única a pesar de que conlleve agresiones sociales, físicas, psicológicas, económicas y sexuales, esta última "la gran desconocida de la violencia de género".  Casi todos nos remitimos a la violencia física, pero es la última en aparecer, "cuando ya te han anulado", y la que más repercusión mediática tiene.

Recordando a la gurú Leonor Walker y con aportaciones propias, Marina Marroquí dibujó el ciclo de la violencia de género en tres fases a saber: enamoramiento, tensión y agresión. En el escenario actual de la sociedad española solo una de cada tres mujeres denuncia la violencia, pero alrededor del 50 por ciento o no ratifica la denuncia o abandona el proceso. Quizá recordemos que en lo que va de 2017 han sido asesinadas 45 mujeres a manos de sus parejas o exparejas pero es menos reconocible que sean más de 540.000 mujeres las que están sufriendo la violencia machista. A pesar de todo, con esfuerzo, educación y compromiso de  los distintos estamentos de la sociedad "volver a ser feliz es posible".

Marina Marroquí repasó las conductas sanas y tóxicas en una relación de pareja y dio a conocer lo que gráficamente enseña como un termómetro de la violencia. Allí marca el punto en que la mujer necesita ayuda con comportamientos hirientes, engaños o mentiras, pasando a los insultos, celos, humillaciones, control de la vida e intimidaciones, hasta una zona más caliente donde aparecen los empujones, zarandeos, golpes y el asesinato. Marina Marroquí cerró su intervención con una definición  del gran escritor uruguayo Eduardo Galeano (fallecido): "El machismo es el miedo de los hombres a las mujeres sin miedo".

El Ayuntamiento de Yaiza cierra la campaña contra la violencia de género y contra la discriminación a mujeres y niñas, Únete Yaiza, agradeciendo la participación de los alumnos del IES Yaiza y de todo el público de Yaiza y Lanzarote que asistió a las jornadas pedagógicas y de artes escénicas que enriquecieron la iniciativa. La Institución asimismo agradece a las ponentes, artistas y equipo organizador todo su empeño y esfuerzo.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar