PUBLICIDAD

PORTO NAOS DE AYER

Garrafones, sombreros, sacos, ceretos, cestas. Hombres encaramados en los recuerdos de esta isla. De fondo, un barco. Un flash del Lanzarote de mediados del siglo veinte en el que Arrecife era un ir y venir a la costa africana en busca del sustento en forma de barcos cargados de pescado salado o sardinas para enlatar. Todos esos objetos, hoy desaparecidos, eran fundamentales en aquellos tiempos. Los garrafones de vino, las ceretos de tomates, los sacos de papas, las cestas de uva o pescado. Trabajo artesanal que llenaba de vida casas de hombres y mujeres expertos en empleitas, rosetas, palmeras y demás. Puede ser Porto Naos o Puerto de Naos o cualquier otro lugar de Lanzarote porque, en aquellos tiempos, en cualquier casa de Lanzarote, no faltaba nada de eso. Del sombrero, en la cabeza, a los sacos y cestas, todo formaba parte de sus utilitarios diarios.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar