PUBLICIDAD

LOS PRIMEROS EN LLEGAR, LOS PRIMEROS EN IRSE

Fueron los primeros consejeros de Dimas Martín en el Cabildo de Lanzarote. Llegaron con él en aquellas elecciones primeras del PIL, en 1991, donde, con el huracán Dimas a la cabeza, conquistaron doce de los veintiún consejeros. El PSOE  volvió a bajar, quedándose con seis y el CDS bajó también y se quedó con tres. En esa lista del PIL, el hombre llamado a ser el más cercano y más influyente era Julio Romero Ortega, que ocupó la Vicepresidencia y la Consejería de Hacienda, que ya la había tenido en el mandato anterior, cuando era del CDS y el Cabildo lo presidía Nicolás de Paiz, a los que dejó para subirse al carro del PIL. En el caso de Juan Luis Brito, fue el consejero número 12, el último que salió elegido de la candidatura del PIL. En cambio, José Francisco Pérez Duque ni tan siquiera salió elegido, aunque entró desde el principio del mandato porque tres consejeros electos de la lista del PIL, Juan Carlos Becerra, Manuel Perdomo Hernández e Isabel Déniz de León, abandonaron el acta para incorporarse en distintos puestos en el Gobierno de Canarias. Precisamente, Pérez Duque sustituyó a Isabel Déniz y fue quien hizo de vicepresidente y presidente en funciones mientras Dimas estuvo resistiéndose a abandonar el Cabildo en sus primera inhabilitación. Antes de eso, Julio Romero ya había abandonado a Dimas Martín, al PIL, y sus cargos en el Cabildo, pasando a ser consejero raso, asustado por las formas de gestionar de Dimas Martín. En la ruptura del partido, y con la proclamación de Sebastiana Perera como presidenta del Cabildo, al salir Dimas inhabilitado, Juan Luis Brito se acerca a esta, que era familiar suyo, y lleva la Vicepresidencia, abandonando a los fieles de Dimas y ponerse en la órbita de Honorio García Bravo, con la inestimable ayuda del recientemente fallecido Manuel González que, aunque parlamentario regional, actúo como asesor y confidente de aquel y el resto de consejeros de Sebastiana. Ninguno de los tres volvió a ocupar cargo público después de ese mandato, aunque Julio Romero ha estado afiliado al PP y, ahora, algunos aventuran que está cerca de Ciudadanos. Pérez Duque, por su parte, tiene a su hijo Oscar Pérez de consejero en CC en el Cabildo, que lleva el departamento de Cultura. Como su padre, no salió elegido y entró al cesar un consejero de CC para incorporarse también al Gobierno de Canarias. Historias que se repiten.  

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar