PUBLICIDAD

El superviviente



Tiene un don especial para moverse entre la gente. Su innegable atractivo personal, su voz melosa, su eterno moreno y su agradable sonrisa le colocan entre los preferidos en cualquier encuentro. Con mucho más éxito todavía, entre los/as que conocen su enorme maestría con los pinceles y sus reconocidas creaciones artísticas, producidas en su taller volcánico.

Su larga experiencia, cerca ya de los sesenta años vitales y casi cuarenta de artista reconocido, le han permitido también armarse de un discurso que va entre el inquieto insatisfecho que quiere cambiar lo que le rodea de forma revolucionaria y el hombre que aspira a llenar la talega, que es lo que hacen en Lanzarote (también en otros lados, no se crean) los artistas cuando van madurando y volviéndose tan selectos como su obra. Y el hombre empezó a alejarse del taller para conocer mejor la fontanería del poder y su entresijos bien irrigados. Tiene de quien aprender en Lanzarote, de amigos suyos, pintores, artistas totales, como él, que supieron vender su obra y la ajena como si fuera única y siempre con el apoyo institucional.

Primer paso, colocar la Alcantará en lugar seguro.

En Lanzarote, meter a un familiar en el Cabildo es muestra de estatus. Cuanto más arriba lo pongas, más se ve tu influencia. Cuando más diferencia haya entre su valía y el cargo que desempeña, más se nota la influencia del padrino. Cuanto menos haga y más gane, más refleja el pata negra que apuesta por él. Si nos atenemos a las circunstancias, y la facilidad con la que pasan los años sin producir estridencias más allá de sus enemigos fundacionales, más se demuestra que el actor/artista sigue bien vivo.

Juan Gopar saluda al artista Jason deCaires Taylor en presencia del también artista Ildefonso Aguilar en una visita al Museo Atlántico, en Playa Blanca.

Las actividades de los últimos años de Juan Gopar han estado más vinculadas al arte del poder que al poder del arte. Experimentado en las lides del arte, orientando a otros y acercando a los mismos a los presupuestos, llegó a la orilla nacionalista como el hombre que iba a revolucionar la cultura en Canarias desde una Consejería plena lanzaroteña en esta nueva Coalición Canaria salida del horno chicharrero como una respuesta a la CC caduca.

Los chicos de CC en Lanzarote lo vieron como una oportunidad, valoraban sus méritos y estaban convencidos de sus intenciones buenas para la cultura. Además, ya parte de la familia estaba bajo el manto protector y de muy buena manera. Como una verdadera pieza de museo de arte (contemporáneo).

Pero el tiempo, ese tiempo canario que nada entierra y todo lo enterrega, va dejando sus alas cansadas. Todos cayeron y ahí sigue Juan. Es el superviviente. Cayó la de prensa, Gloria Artiles. Cayó el músico, Nino Díaz. Cayó Mariate, la consejera. Cayó la responsable del gabinete, su inseparable Eva Ciprés. El parte de bajas no deja dudas de que se ha consumado una enorme derrota del proyecto. Si alguna vez hubo algo más sólido que una declaración de intenciones. Pero, Juan Gopar sigue, aunque algunos piensen que ya solo pinta la mona. Que se sostiene para sacar sus últimos proyectitos, antes de caer irremediablemente.

Arregló las cuitas que tenía con su amigo Ildefonso, por aquello de que este era como los juguetes del viento, ahora no soy de César, ahora sí soy de César, dependiendo de su plan de trabajo. Los contactos para que la Consejería financiara parte del Festival de Música Visual, ese redescubrimiento milagroso (que murió en la más plena soledad hace quince años)  que ha resucitado Ildefonso para que se reencuentren el padre y los dos hijos en un único proyecto, ha limado asperezas. Hablan el mismo idioma los dos. Quizás de él aprendió que era mejor una veta en el Cabildo que en una mina de oro. Vamos, un verdadero Potosí.

Los nubarrones se acercan a Mcgopar. Su influencia para que se llevara a cabo la exposición/selección de su amigo Castro, que ha levantado en armas al feminismo en Canarias y a los familiares de mujeres artísticas de la altura de Jane Millares parece que es la gota que colma el vaso de la paciencia nacionalista. ¿O no? Juan sonríe, mirando al suelo, con las manos en los bolsillos (siempre en los bolsillos) y su moreno de actor de cine más que de pintor que trabaja en taller. El sabe que es un superviviente.

Comentarios  

#13 Tamboril 23-10-2017 00:00
Mal bicho. Siempre juega para si mismo. Un gran manipulador siempre detrás de la cámara en la zona oscura pero esta vez se ha descubierto porque es más torpe de lo que aparenta. Para mi un perdedor
Citar
#12 Morro de La Elvira 20-10-2017 08:23
" Oreja Roida " es un personaje peligroso.
Citar
#11 Tahiche chico 20-10-2017 01:25
Aquí todo el mundo sabe lo que hay, hasta el articulista. Blanco y en botella, leche oscura Gopar
Citar
#10 Santos 18-10-2017 22:05
Joder, vaya un personaje!!!
Citar
#9 Charco 18-10-2017 16:53
El que a hierro mata a hierro muere.
Citar
#8 Higo pico 18-10-2017 15:49
Vaya 3 los de la foto. No tiene pérdida.. Y lo que no sale y está detrás. Cuantas visitas detrás. Pero cuántas en la zona oscura del arte... de mamar sin dar palo al agua.
Citar
#7 Leila 18-10-2017 13:54
Busca donde hay un arquitecto que tenga una obra grande y detrás verás a este tipo para colocar su colaboración a cambio de sustanciosa pastuqui. Es un as buscándose la vida y cortándole el paso a otros artistas aunque ahora se haya empeñado en atraer a Ildefonso Aguilar, al que siempre ha despreciado, como a tantos otros, por ejemplo a Fernando Castro,del que ha dicho lo peor, y al que ahora calla la boca con un puñado de euros en una exposicion que le ha quemado y unas conferencias. Quien le conoce dice que es un manipulador nato, que utiliza a la gente en su propio interés, moviendo hilos a la sombra y manejando a los politicos con influencia para sacar adelante sus cosas. Maquiavelo? Un aprendiz a su lado
Citar
#6 Gopariano 18-10-2017 12:36
..Además le ha tocado un puesto en el que se mueve como pez en el agua , no teniendo reparos en poner a caer de un burro al propio De la Hoz( que fue el que le enchufó en su actual puesto), a la propia Consejera de la que despotricó a diestro y siniestro sobre su salud mental . Por si no fuera poco todos saben que se acabó cargando ( y no sigamos añadiendo más verbos....) a la propia Eva , no cortándose ningún pelo al decir que había sido él el que había logrado parar su destitución por whatsup por parte de la ya cesada Consejera ... en fin ... que vaya representación bochornosa y psicótica que han elegido para representar a esta isla en el ámbito del Gobierno de Canarias. Espero que el nuevo Cosejero tenga algún capilar con sangre y las venas y firme si destitución fulminante antes de que se lo cargue al él también .Buena suerte
Citar
#5 Gopariano 18-10-2017 12:34
Es persona es un verdadero artista .
No hay que negarle que tuvo su momento . Aunque ahora lo que le va más es hacer de "maquiavelo".
Hay que recordar que estaba detrás del proyecto del Icono de Cortezo( el proyecto que lideró Cándido ) trayendo nada más y nada menos que a los afamados arquitectos Heroz y DeMeron con los que ya había trabajado en Sta Cruz y que llevaron su edificio de obras de Gopar....No hay que ser muy listos para averiguar qué esculturas y cuadros serían los únicos del Icono de la Marina ( si se hubiera construido) por lo que de ahí su interés ..
Citar
#4 Rotman 18-10-2017 10:19
Un artista con la formación justita justita para pintar, que siempre trabaja para su propio beneficio y que ha crecido a la sombra de la ignorancia política local, pero en Tenerife y Gran Canaria se le conoce muy bien pero que muy bien. El personaje es un esperto en patinazos y ambiciones desmedias, no sabe hoy cómo administrar sus fallos como artista y aspira al cargo de cacique local de la cultura. Pero no podrá porque el rey está desnudo y el odio que ha cosechado en el mundillo de la isla y de fuera le hará purgar con la marca del rechazo sus manejos, que se lo pregunten a sus amigos del PSOE, a los que traicionó por los petrodólares de CC, como dice el articulo, la bolsa del money y de buscar influencias para su carrerita.
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar