PUBLICIDAD

Carta abierta al personal del Cabildo de Lanzarote

La plantilla de personal del Cabildo de Lanzarote la forman diversos perfiles que colaboran para darle solución a los principales retos a los que se enfrenta la isla. Después de muchos años en política, he aprendido la importancia de reconocer el trabajo de quienes hacen posible mis metas porque, a pesar de que yo sea la cabeza visible, debo reconocer que el Cabildo cuenta con recursos humanos capaces de ayudarnos a lograr objetivos deseados; logros que al fin y al cabo son de todo el equipo.

Los políticos vamos y venimos; hoy me toca ocupar la posición de Presidente a mi pero quizás mañana no. Es por esta razón por la que no podía dejar pasar la oportunidad, después de tantos años colaborando juntos y aprovechando la proyección que dan los medios digitales, de hacerles llegar mi agradecimiento por trabajar con la misma fuerza y dedicación creciente desde que llegué a la institución. Aunque, a pesar de que suene a despedida, no me gustaría que fuera interpretado así porque todavía nos queda mucho por hacer.

Debo admitir que en ocasiones la rutina me absorbe y muchas veces me sumerjo en el día a día obviando pequeños detalles necesarios con ustedes. Soy consciente de que el reconocimiento laboral debe ser una herramienta de gestión para reforzar nuestra relación y que debe favorecer cambios positivos en el interior. Mi objetivo con estas palabras no es otro que hacerles saber que, aunque no destaque por un carácter amable, tenemos en cuenta que el trabajo que desempañan es muy útil y sus esfuerzos son reconocidos desde la Presidencia. Si tengo algo claro es que juntos, ustedes como trabajadores de lo público y nosotros como responsables de la gestión, hacemos más por Lanzarote.

El Grupo de Gobierno sabe que el Cabildo cuenta con profesionales capacitados y cualificados para darle salida a los principales desafíos que avecinan. Lo que no es de recibo es que se cuestione la profesionalidad del empleado y menos aún cuando viene de cargos públicos electos, representantes de esta administración.

En este sentido, expreso mi más enérgico rechazo al desprecio con el que el portavoz de Podemos en la primera Corporación Insular, Carlos Meca, les trata una vez más acusando a responsables y técnicos de someter su labor profesional a las directrices políticas de la Presidencia; acusaciones al más estilo político cutre y chabacano que no quieren los ciudadanos.

Me da vergüenza ajena que Meca haya afirmado que el Centro de Datos manipula resultados bajo directrices políticas sobre lo que realmente opina la gente o que la Reserva de la Biosfera es un departamento que utilizo desde hace años como simple aparato de propaganda y que se dedica meramente a “limpiar solares y plantar palmeras”; lo que supone una falta de respeto, además de un desprecio añadido, a los más de 500 voluntarios que han colaborado en el último año.

Los trabajadores del Cabildo no actúan en connivencia, como si fueran unos vulgares vendidos a mis intereses políticos. Me parece mezquino que sea una práctica reiterada sus continuas faltas de respeto a distintos técnicos de la corporación. Ruego que centre sus ataques en mi persona porque yo acepté voluntariamente esta responsabilidad y todo lo que conlleva el cargo, pero ese no es el caso de los trabajadores que no deben ser víctimas de sus obsesiones. 

Si hay algo de lo que debamos sentirnos orgullosos todas las formaciones políticas con representación en el Cabildo, es de contar con un equipo humano comprometido y siempre a disposición de resolver nuestros objetivos y las necesidades de los ciudadanos. 

Infinitas gracias, equipo.

Comentarios  

#1 Juan Arrocha 14-04-2018 16:04
Una carta de lo más acertada si no fuera porque en ella esconde otras intenciones. Es de agradecer lo que dice del personal del Cabildo de Lanzarote, pero no habla de aquellos a los que ha amargado porque no hacían lo que usted quería. Y aún con sentencias que obligan a la reincorporación. Pero no. Y ahora salta con este peloteo. Evidentemente los trabajadores públicos como privados tienen una función para eso se les paga. Y se de funcionarios aburridos de sus cambios de humor y temperamento. De nada sirven las palabras si los hechos son otros. Deje de meter a terceras personas en sus juegos políticos y luche por los intereses de una isla que se queda relegada en todos los sentidos. Déjese de promesas y años de esperas: Museo Etnográfico, Museo del Mar, Palacio de Congresos, Adecentamiento de Carreteras, Museo Zonzamas. Consejerías sin dinero, Educación, Cultura. Qué hacen? donde emplean el dinero? Educación en ninguna parte y Cultura en hacer experimentos inviables. Que pena!.
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar