PUBLICIDAD

Daniel Cabecera, mentiroso compulsivo

Esta semana conocíamos que un cargo público de Podemos en el Ayuntamiento de  Arrecife, Daniel Cabecera, infló su curriculum hasta el extremo de autoproclamarse “profesor” de enseñanzas no formales. Y así ha estado el buen hombre aireando durante tres años su curriculum en el portal de transparencia del consistorio mientras él mismo y su partido blanden el bisturí para diseccionar a todos aquellos que han tenido la misma tentación de engordar sus méritos académicos y profesionales.

Por este motivo no es de extrañar que algunos partidos como le hayan pedido coherencia con su propio discurso y de paso la dimisión. ¿Excesivo? No, desde luego que no porque está dentro de las exigencias de la hoja de ruta de Podemos-Ganemos cuando son otros los afectados.

Quizás ha llegado el momento de que la formación morada se mire al espejo,  comience a predicar con el ejemplo y solicite a Cabecera su dimisión porque ya se sabe que cualquier explicación no será sino una excusa barata para intentar justificar lo injustificable. Que igual de grave es agenciarse un máster sin tenerlo que poner que uno es profesor de algo cuando no tiene titulación que lo acredite. Feo, muy feo, poner en un curriculum aquello que uno no es.

Y eso es lo que le ha pasado al concejal de Podemos, Daniel Cabecera, que al igual que otros cargos de su partido se han columpiado en sus curriculum por su afán por aparentar lo que no son. ¡Cosas de la nueva política! Recordemos si no al propio Pablo Iglesias con su nivel C2 de inglés en su curriculum de 23 páginas. El partido que tanto presume de transparencia y limpieza cuenta entre sus filas con cargos públicos no exentos de polémica y multifacéticos: un encausado por agredir a un policía, un ex miembro de ETA y hasta asesores de Hugo Chávez; por no entrar en el capítulo del ex senador por Lanzarote y sus denuncias judiciales.

Sorprendentemente estos perfiles personales no han sido cuestionados en ningún momento por los dirigentes de Podemos, al contrario, en muchas ocasiones hasta han sido aplaudidos y justificados. Todo vale cuando se habla en nombre del “pueblo” y de la “nueva política”. Entonces todo se vuelve palabra de Dios cómo si el resto fuésemos idiotas. ¡Pero va a ser que no! Que esta vez no cuela y el que miente debe asumir su responsabilidad pues de otro modo el discurso del señor Daniel Cabecera y de Podemos quedan totalmente desacreditados.

Esperemos acontecimientos aunque ya aventuro que se intentará minimizará el caso, se reducirá a una cuestión semántica y se achacará todo a una campaña de descrédito contra Podemos.  “La nueva política” con viejos argumentos.

Antonio Maldonado, miembro de NNGG Lanzarote

Comentarios  

#1 Torcusa. 22-05-2018 11:00
¡ Dejémonos del " tú más " ¡. Limpiemos primero nuestras casas, y después hablemos de los otros. Y esto va por TODOS.
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar