PUBLICIDAD

Un dictador secuestrado

El PSOE se escapó del gobierno del Cabildo hace ahora un año maldiciendo al presidente y su forma de gobernar "unipersonal y dictatorial", contraviniendo el pacto firmado y poniendo en riesgo la gobernabilidad de Arrecife, que, desde aquel momento, no ha hecho sino poner en evidencia la incapacidad del PSOE ( y la de los que le dan cobertura) para gestionar la ciudad. Al poco tiempo, se supo que la intención del PSOE era censurar a Pedro San Ginés, atrayendo para sus intereses a los opositores y al inquieto Manuel Cabrera, que dice ser y no ser afiliado del PIL en la misma frase con absoluta naturalidad. Poco después, supimos que la censura se les atragantó, primero, porque su enclenque candidato a presidir era mal visto por parte de los censurantes y, de forma definitiva, cuando el PIL le recordó a Cabrera que sus opiniones eran muy respetables pero que no coincidían con las de la mayoría en el órgano competente del partido.

 

Ahora, a nueve meses de las elecciones, los socialistas, o lo que queda de ellos, se empeñan en acuñar nuevo término, aunque, en cierta medida, contradiga no solo las actitudes que ellos le presuponían al presidente sino también la capacidad de ellos mismos para rentabilizar su relación de gobierno con San Ginés, como parece que critican ahora que hacen sus nuevos socios.

  Los socialistas habían repetido hasta ahora que gobernar con Pedro San Ginés era imposible, que no dejaba hacer nada y que todo lo imponía. Que todo el grupo quedaba secuestrado  por su megalomanía y forma unipersonal de gobernar. Exactamente lo contrario de lo que plantean ahora, donde parece que la gestión, cargos y responsabilidades quedan en mano de los partidos que lo apoyan mientras él está secuestrado por este apoyo. Realmente la lectura que hace el PSOE de la realidad es desconcertante.  Pero muy especialmente para los propios afiliados y simpatizantes socialistas que se preguntarán cómo es posible que el PSOE en el gobierno con San Ginés no fuera capaz de " secuestrar" a Pedro con cinco consejeros mientras que el PIL, el PP y Sosa, que suman cinco también en total, hayan doblegado la voluntad del presidente en menos tiempo y más cerca de las elecciones. Posiblemente, lejos de una acción de secuestro, estemos ante una estrategia combinada para posicionarse electoralmente de forma que San Ginés pueda mantenerse en la Presidencia más allá del 2019. Pero está claro que el PSOE, lejos también de combatir esta realidad, se dedica a seguir con el cuento, aunque ahora sea diciendo que caperucita se comió al lobo. Les basta con irse de vinos con Zapatero para creerse invencibles. Y después viene el lunes de resaca.

Comentarios  

#1 Germán 27-08-2018 15:13
El psoe se está preparando para el tremendo batacazo electoral que se le acerca, Arrecife es clave para gobernar en el Cabildo y con su nefasta gestion el estampido esta cantado.
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar