PUBLICIDAD

Cuando los principios son mis intereses

El Ayuntamiento de Haría estaba pendiente de un acuerdo político para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la gestión municipal. Desde la misma noche electoral,  el pasado 28 de mayo, se percibió la derrota de CC, aunque sacó casi los mismos votos que cuatro años atrás y el mismo número de concejales.

Todos creímos que Marciano Acuña y sus cuatro compañeros concejales electos acabarían en la oposición, fundamentalmente, por no tener socio posible para alcanzar la mayoría absoluta necesaria. Y pensamos así, a pesar de que había otros dos partidos con la misma representación en la corporación, tres concejales cada uno. Pensamos así, no porque fuéramos cortos de mira ni enemigos acérrimos de Marci y su partido. ¡Qué va! Pensamos así no porque creyéramos en los principios morales y promesas electorales de estos o aquellos políticos. ¡Qué va! Pensamos así, fundamentalmente, porque sí creíamos en los principios matemáticos, en aquellos tan elementales, de básica, de la general básica, que nos decían que no se pueden sumar peras con manzanas. Y que, claro, el candidato a la alcaldía por el PSOE, Alfredo Villalba, sabría de esos principios, si desconocía los morales, por partida doble. No en vano tiene formación académica suficiente y, además, se dedica a la producción y venta de productos agrícolas.

El PSOE de Haría, con Alfredo Villalba a la cabeza, y la Plataforma del Municipio de Haría (PMH), con Pepe Torres de principal ariete, mostraban en campaña idéntico mensaje, apoyado en la necesidad de desbancar del gobierno a CC y dejar sin alcaldía al amigo de Pedro San Ginés. Tal era el punto de coincidencia, que Pepe Torres, que tiene amigos hasta en el infierno, o especialmente en el infierno, acordó con el PSOE insular darle cabida en su sobre contenedor a la candidatura al Cabildo del PSOE que encabezaba la propia secretaria general de los socialistas lanzaroteños, María Dolores Corujo.

 La imagen  que se instaló en el electorado del municipio norteño durante la campaña, por sus mensajes y hechos como el que ya cité del sobre contenedor, era que si querías poner de patitas en la calle a CC, a Marciano Acuña y a Pedro San Ginés daba lo mismo que votaras al PSOE que al PMH, porque eran dos ramales de la misma opción que entroncaban con el objetivo del “no es no” a CC y sus prohombres.

 Mire por donde, ayer, en el Centro Sociocultural La Tegala de Haría, Marciano Acuña y Alfredo Villalba daban rueda de prensa conjunta para comunicar su pacto de gobernabilidad  en el municipio donde se prometen amor eterno, con sus ejes consensuados de Cueva de los Verdes, Presupuestos y Plan General y se reparten la alcaldía de forma salomónica, quedándose cada partido con dos años de Alcaldía. Los primeros dos años, para Alfredo Villalba, que vería así realizado su sueño de ser alcalde, por encima de cualquier otra cosa, y los dos últimos, si no pasa nada por el camino en estos acuerdos de villanos ( ¿o Haría no es una villa?, para la segunda de la lista de CC, Chaxiraxi Niz Guadalupe, ya que Marciano tendrá ya que dimitir para facilitar el acceso de Villalba.

Firma pacto de gobierno de Haría

Ese es el último capítulo del culebrón político de Haría, que, como buena novela de intriga, tiene un desenlace completamente distinto a lo que la trama parecía apuntar en su presentación y nudo. Es verdad, que el paso previo a este, protagonizado por la PMH tenía un cariz parecido aunque con vertientes más higiénicas. El propio Marciano tentó a la propia PMH a un acuerdo cuando supo que tenían problemas de reparto PSOE y PMH para gestionar la mayoría absoluta que el pueblo les dio en dos mitades casi identidades, tres concejales para cada uno y una diferencia de apenas 10 votos favorable al PSOE. Y se avanzó de forma fulgurante. Hasta el punto de que los medios y asesores cercanos a Alfredo,  comenzaron  dar por hecho el pacto, y anunciar como hecho el acuerdo que convertiría a la segunda de la PMH, Evelia García, en la primera alcaldesa de Haría, con la renuncia previa a sus actas de Pepe Torres y Marciano Acuña, al ser los principales escollos para un acuerdo. Todo se daba como rodado el jueves 20 de junio con el propósito claro de abortarlo, facilitando un encuentro entre socialistas y nacionalistas.

 Cuando todo se decía que estaba pendiente del almuerzo del día siguiente, donde las comisiones negociadoras de CC, con Marciano Acuña y Migdalia Machín, y de la PMH, Evelia García y Fernando Fontes, como principales comensales, se reunirían en un restaurante de Arrieta, a plena luz del día y a la vista de todos, para cerrar el acuerdo, comenzaron a hacerse declaraciones por parte de CC poniendo en solfa las filtraciones interesadas. La cosa se daba la vuelta. Y se confirma el propio viernes, 21 de junio, en vísperas de fiestas de hogueras y facundos en Haría, cuando CC le comunica a los de la PMH que había que suspender el almuerzo por problemas de agenda. Acto seguido, ese mismo día, socialistas y nacionalistas de Haría se citaban en el propio ayuntamiento para poner las condiciones de su acuerdo.

Tanto el PSOE como la PMH intentaron saltarse la lógica para conseguir la alcaldía. Con la diferencia significativa de que el candidato de la PMH estaba dispuesto, incluso, a renunciar a su acta de concejal para que el ayuntamiento lo presidiera su partido y el del PSOE estaba dispuesto, no sólo a incumplir las directrices del propio partido para serlo él sino también a arrastrar al PSOE a una oposición en solitario al no aceptar otra cosa que no fuera ser él el alcalde que sustituyera a Marciano Acuña. Hasta tal punto ha sido así, que ni tan siquiera pidió los cuatro años, se conformó con dos, pendiente de renovación por argucias propias de bandas o cuatreros. Yo, de llamarme Chaxiraxi Niz e ir de número dos en la lista de CC, no estará tranquila ni me fiaría que, llegado el momento, Villalba abandonará su soñada alcaldía para convertirla a ella en la primera alcaldesa norteña, durante los dos últimos años del mandato. ¡Puff, eso son dos años sin dormir y correr el riesgo de pegarte los otros dos llorando una traición!

Esta historia no hubiese pasado de un par de comentarios iniciales si ambos candidatos, el del PSOE y el de la PMH, hubiesen aceptado los acuerdos previos. Simplemente con que el PSOE hubiera aceptado lo que, por otra parte,  parece obvio, de que tenía un acuerdo  con Pepe Torres, de hacerlo alcalde a cambio de que echara una mano para que María Dolores venciera en su principal e igualada batalla contra Pedro San Ginés. Pepe Torres y su PMH cumplieron su compromiso. Y lo hicieron tan bien  que Dolores es presidenta gracias a los votos que le consiguió la PMH, imprescindibles para sacar casi 200 votos más que CC al Cabildo. Eso es así y lo sabe todo el mundo.

En cambio, Alfredo Villalba, animado por amigos con influencia en la dirección insular del PSOE y apoyado por su propia gente en Haría, pusieron el cuestión el acuerdo y sacó a colación para torpedearlo que el alcalde debería ser el que más voto sacara. Y que el sacó 636 votos y Pepe Torres solo 626. Venía a decir algo así como que la Presidencia del Cabildo no valía diez votos de Haría. Aunque eso significara llegar a un acuerdo para resolver la Cueva en el sentido que ellos quisieran y garantizar inversiones varias. Y Villalba fue más lejos en su lectura electoral y dijo que no se podía hacer alcalde al candidato de una lista que tenía menos votos que la tuya. Y, entonces, a lo largo de los días el cinismo de Alfredo Villalba va alcanzando cotas estratosféricas hasta el punto de pedirle la alcaldía a la lista más votada de las elecciones, aunque fuera por la mitad del tiempo. Porque él no tiene principio más importante que ser alcalde. ¿Pero no tenía que ser el alcalde el de la lista más votada? ¿No era eso lo que decía Alfredo, aunque fueran diez votos? ¿Pero no sacó Marci Acuña 398 votos más que Villalba? La trampa sale. Villalba será alcalde, aunque sea por dos años (¡y Dios dirá!), rompiendo sus propias promesas,  incumpliendo los acuerdos del PSOE y faltando a sus principios explicitados durante la negociación. Todo un EJEMPLO, con mayúscula, de la política que se hace en esta isla nuestra.

Comentarios  

#2 Haria 05-07-2019 13:12
Alfredo ha demostrado que no tiene palabra, todavia sin entrar con cargo en el ayuntamiento. Muy mal para el minicipio
Citar
#1 Ños 05-07-2019 08:15
Mire si tiene amigos Pepe Torres que algunos son hasta periodistas!
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar