PUBLICIDAD

Opinión

Las Constituyentes

Han pasado varios días desde que asistí a la proyección del documental de Oliva Acosta Las Constituyentes. Y debo reconocer que me cuesta olvidar las voces y las palabras de aquellas veintisiete mujeres. La admiración y el respeto me embargan.

 El ejemplo de aquellas diputadas y senadoras que participaron en las primeras Cortes democráticas después del Franquismo debe ser un estímulo para recoger el testigo de su labor. Sus palabras, el recuerdo de su trabajo, de su lucha, me impulsan a considerar que no tenemos derecho a flaquear.

  • Escrito por María Dolores Corujo (*)

Sólo un minuto. ¿Cómo está tu fe?

Amigo Lucas, te confieso que día pasados tuve una gozada viendo la Exposición CREO que se ha abierto en la casa de la Iglesia junto a los Jesuitas en la calle Dr. Chil. Sí, exactamente en el Seminario viejo. Te aseguro que gocé en aquel lugar reformado y con olor a nuevo. De verdad que la exposición CREO no tiene desperdicio. Ella comenzó el día 12 DE Abril y estará abierta hasta el día 29 de Junio. A los amigos de este minuto les invito a que no se la pierdan porque vale la pena pasar un rato en aquel lugar fantástico. ¿No es verdad que hoy en el mundo el Credo de la Iglesia tiene millones de testigos que lo siembran con su vida todos los días?. Te aseguro que el tema está muy bien logrado, y todo centrado en Dios Padre, en el Hijo y en el Espíritu.

  • Escrito por Francisco Martel (*)

¿Es realmente un fracaso...?

Este año celebramos el Primero de Mayo más triste de cuantos se recuerdan por las elevadas cifras de paro, 6.202.700 personas en situación de desempleo, desvelada recientemente por la Encuesta de Población Activa (EPA). Un Primero de Mayo tensionado por la situación que viven muchas familias, 1.906.000 tienen a todos sus miembros en el paro, y también por la que padecen muchos trabajadores que han visto cómo su empleo aumentaba en precariedad, disminuía en salario y derechos, y en demasiados casos su continuidad pende de un hilo. Por estas razones y porque el Gobierno, que llegó al poder por la promesa de que solucionaría el paro está ahora enrocado en la continuidad de una política claramente errónea, este Primero de Mayo debe ser también el más reivindicativo y multitudinario de la Historia de esta celebración.

  • Escrito por Joaquín Caraballo (*)

Protestas ciudadanas legítimas y necesarias

En un país donde la corrupción política está continuamente en primera plana, se aplican recortes presupuestarios en servicios básicos y universales como la sanidad y la educación, el 27% de la población activa está desempleada, existe unos tres millones de personas en situación de pobreza extrema, se producen 526 desahucios diarios, los jóvenes mejor y más preparados son obligados a abandonar su país en busca una oportunidad y en el que estas y muchas otras desgracias han sido originadas por una crisis financiera de la que ha salido reforzado un sistema económico y político basado en la deshumanización de la realidad que les rodea por mantener una supuesta estabilidad en nombre de los mercados, nacieron los escraches.

  • Escrito por Saray Rodríguez Suárez (*)

Las chapuzas de la Federación Canaria de Judo la enfrentan a sus jóvenes promesas

El Director Técnico de la Federación Canaria de Judo, el Sr. Alejandro Doblado Hernández,  se vuelve a lucir, ¡y van tropecientas!, y toma la decisión por decreto de impedir que los mejores Judokas Infantiles y Cadetes del Archipiélago participen el próximo Campeonato de Canarias, convirtiendo esta Competición en una pantomima hecha a su medida. Para este fin habrá dicho a los responsables de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias, que lo hace porque es lo mejor para el Judo Canario, haciéndoles creer que es el mas grande defensor  del Deporte de estas Islas; nada más lejos de la realidad. Lo que no dice es que a él lo del deporte canario, importarle,  lo que es importarle, mas bien poco o nada.

  • Escrito por Carta abierta de los padres del Club Judo Waza-Ari

Carta abierta a Casimiro Curbelo

Compañero:

 Permíteme que conteste públicamente a tus declaraciones del pasado fin de semana, en las que manifestaste tu postura personal sobre la oportunidad de extraer crudo frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Parece lógico que si públicas han sido tus manifestaciones, pública sea mi respuesta.

 Quiero comenzar por señalar que la oposición a las autorizaciones concedidas a Repsol no es una postura personal mía, ni siquiera de la organización insular del PSOE, sino una decisión del partido en Canarias, que encontró su máximo aval en la suspensión por parte de José Luis Rodríguez Zapatero de los permisos previamente concedidos por el Partido Popular.

 Ya sé que siempre caben las “posturas personales”. Y más en un partido como el nuestro, que hace seña de identidad del respeto a la discrepancia. Sin embargo, me permito señalarte que el disfrute de esa libertad, más aún cuando se ejerce públicamente, ha de verse limitado en la medida en que se ejercen funciones de representatividad.

 Como bien recuerdas en la entrevista, desde hace largo tiempo has sido o eres todo o casi todo: secretario insular de La Gomera, presidente de su Cabildo, alcalde de su capital, parlamentario autonómico y senador. Convendrás entonces conmigo que tal acumulación de méritos y servicios impone como contrapartida el sacrificio de ser exquisitamente consciente de la importancia que adquieren tus pronunciamientos, pues encuentran mucho mayor eco que los de un/a militante de base.

 Por eso, a la par que respeto, aunque no comparta, tu postura personal, me parecen desafortunadas tus declaraciones. No tengo inconveniente alguno en que el debate sobre el petróleo se retome en nuestros órganos de dirección pero creo que por lealtad a nuestra estructura y a nuestras decisiones, nuestros dirigentes deben dejar sus posturas personales para ámbitos personales.

 Bastante confusa es la situación actual, con un rechazo generalizado a los políticos y, lo que es más grave, a la política, como para contribuir a generar sensaciones de desgobierno, de banderías y taifas.

 Nuestros conciudadanos y nuestras conciudadanas esperan de nosotros posiciones claras, sin dogmatismos y cargadas de firmeza en la decisión y en la ejecución. Aún más cuando se refieren a asuntos como éste, el del petróleo, que llevamos discutiendo más de una década y que implican un cambio de modelo cuyas consecuencias se extenderán a través de un largo periodo de tiempo.

 Para terminar, si lo que te preocupa es la situación de las arcas públicas y del paro, déjame recordarte que las prospecciones no serán la panacea: Repsol genera en todo el mundo apenas algo más que una decena de miles de empleos. Y en cuanto a los impuestos, algo he oído sobre firmas interpuestas y paraísos fiscales.

 

 Un saludo

 (*) María Dolores Corujo es secretaria General de los Socialistas de Lanzarote

  • Escrito por María Dolores Corujo (*)

Por fin, Europa

Por fin, EuropaLa reciente sentencia del Tribunal Europeo de Luxemburgo, que declara abusivos varios aspectos de la actual ley hipotecaria española, supone un inmenso soplo de aire fresco en forma de renovadas fortalezas emanadas de la Europa verdadera.

 Hablo de la Europa que soñaron sus padres fundadores, la que se plasma con letra de progreso en el Tratado de Lisboa y la misma que los socialistas canarios defendemos y apoyamos con todas nuestras energías: la Europa de la gente, de los ciudadanos y ciudadanas, de sus instituciones y de sus ideales democráticos.

  • Escrito por Mª. Dolores Corujo (*)

De aquellos barros estos lodos

Hay dos hitos relacionados con la política insular que me provocan una profunda vergüenza. La primera es el hecho de que, en ocasiones, cuando Dimas Martín ha salido de la cárcel, muchos fueran a ovacionarle, y la segunda es lo sucedido a Don Juan Brito y su frustrado nombramiento como Hijo Predilecto de la isla de Lanzarote. Siento la imperiosa necesidad de poner en valor mi percepción sobre el acontecer político de la isla, pero cuál es mi sorpresa cuando, ojeando la hemeroteca de los medios digitales, descubro que hay una relación que podría llegar a explicar viejas conductas en acontecimientos recientes.

  • Escrito por Alexis Tejera

24 de marzo: ¡RePPsol NO!

En pocas ocasiones se ha producido en la sociedad insular un consenso tan generalizado como el expresado en la manifestación del 24 de marzo del pasado año, contra la extracción de petróleo en Canarias.

 Una acción reivindicativa que representó el sentir casi unánime de los lanzaroteños y las lanzaroteñas, tal y como corroboró después el Centro de Datos del Cabildo. Su encuesta de temas insulares refleja el rechazo del 72% de la población a las autorizaciones concedidas a Repsol.

 Gracias a la presión ciudadana se han consensuado y firmado documentos institucionales para la Historia, acuerdos plenarios del Cabildo y los Ayuntamientos de oposición tajante a las prospecciones, en los que sociedad y clase política han ido de la mano. La primera Corporación dio un paso más al interponer acciones judiciales contra los permisos las cuales han cosechado ya sus primeros frutos.

  • Escrito por María Dolores Corujo (*)

“Yo, Juan Brito Martín,…”

“Yo, Juan Brito Martín, ante el debate político abierto por mi nombramiento como Hijo Predilecto de Lanzarote opto por no aceptar este reconocimiento mientras dure esta situación”

Ante lo ocurrido el viernes día 15 de marzo 2013, respecto a mi nombramiento como Hijo Predilecto de la Isla de Lanzarote, en el que los representantes de varios partidos políticos manifestaron su intención de abstenerse (aduciendo razones de formas) en el Pleno donde iba a realizarse dicho nombramiento, haciendo así imposible que éste pudiera llevarse a cabo, quisiera manifestar lo siguiente:

Pedir disculpas a los vecinos y vecinas de Lanzarote que asisten perplejos, como yo, a un espectáculo político que nada tiene que ver con el reconocimiento social que implica ser Hijo Predilecto de esta Isla.

Pedir disculpas a los amigos y familiares que querían estar presentes en el acto de nombramiento y que se trasladaron a la Isla encontrándose con el desagradable hecho de que no se iba a realizar el acto de nombramiento.

Agradecer al Cabildo de Lanzarote, que en su día me propuso para el nombramiento de Hijo Predilecto de la Isla de Lanzarote, que por lo que significa, es todo un honor para mí.

A pesar de ser una iniciativa del Cabildo, compartida por todas las fuerzas políticas representadas en la Institución, y de la que tomó conocimiento el  Pleno,  determinadas fuerzas políticas han desvirtuado el espíritu de este reconocimiento generando un debate político que está fuera de lugar.

Quiero expresar mi profunda tristeza por la manera en la que han transcurrido los hechos. La clara utilización política por parte de ciertos representantes ante lo que debiera ser la expresión de agradecimiento de una sociedad hacia uno de sus conciudadanos, ha conseguido  dejar en un segundo término la razón misma del acto, que no es otra, insisto, que reconocer el valor de una sociedad a través de uno de sus miembros.

Tengo 93 años, nací el 10 de diciembre de 1919 en el Peñón del Indiano (Tinajo). A lo largo de mi vida me he dedicado a desempeñar labores del campo, de ganadero, taxista, artesano, como tantos otros de mi generación y mi pasión ha sido rescatar y conservar el patrimonio etnográfico, folclórico y cultural de Lanzarote. Mi pasión, pues, ha sido rescatar y conservar la historia de esta Isla. Hoy afirmo con indignación que ese legado, que pertenece a todos los que han nacido, vivido o se sienten parte de Lanzarote no merece semejante representación. Si esta es la altura política de quienes forman el Pleno del Cabildo, insisto nuevamente, no acepto el reconocimiento por respeto a todas esas personas que a lo largo de la historia hemos hecho Lanzarote.

 

  • Escrito por Juan Brito Martín

Los EREs de CCOO y UGT escenifican la vergüenza obrera

Los EREs de CCOO y UGT escenifican la vergüenza obrera

¿Qué credibilidad pueden tener unas organizaciones sindicales que usan la Reforma Laboral para despedir a sus trabajadores, mientras se oponen a las regulaciones de empleo en empresas privadas? ¿Cómo podemos permitir los trabajadores que estas organizaciones se sigan erigiendo en representación de los trabajadores?

  • Escrito por Pedro González Cánovas