PUBLICIDAD

LA GENEROSIDAD DEL PP

La astucia del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, para conservar el poder en momentos difíciles no se cuestiona. Como no se cuestiona tampoco su capacidad para ponerlo el riesgo en situaciones innecesarias. Pero, en su caso, el hecho que se estuviera callado y no cayera en las provocaciones de sus rivales para que incendiara su relación con el PIL y Manuel Cabrera, facilitando así la huida pretendida por Cabrera, se ha valorado mucho y bien en sus filas. Pero, sería injusto no reconocerle al PP de Astrid Pérez su necesaria generosidad para no convertir en un imposible la vuelta del PIL al gobierno. El PP, que exigió la Vicepresidencia I al pactar con CC, por ser el grupo más numeroso que apoya al presidente, fue capaz de cederla para que volviera de nuevo a manos de Manuel Cabrera, y darle a este la satisfacción de que su rabieta bien ha valido la pena. El PP, en unos momentos difíciles, supo separar lo importante, el gobierno, del ego, la vicepresidencia I y dar una lección que, evidentemente, tendrá que ser entendida y recompensada por el propio presidente, que ha visto que el PP le ha salvado la cabeza... y el sillón.    

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar