PUBLICIDAD

BORJA, ¿RUBIO, ROJO O MORADO?

Borja Rubio, el responsable de llevar a Somos Lanzarote al desastre al vincularlo electoralmente con Nueva Canarias, está en sus horas más bajas.

Después de la tristeza que le produjo el resultado electoral, con la pérdida de diez de los once cargos electos que tenía Somos Lanzarote en la isla y no poder acceder al Parlamento de Canarias, su principal objetivo político, ahora que empezaba a ver un futuro laboral gracias al pacto PSOE PP que necesitaba de la manita de Nueva Canarias Somos en Arrecife, las contradicciones hacen mella en él. Toda la prensa le recuerda a Borja sus declaraciones sobre la liberación de Rafael Juan como consejero no electo del cabildo. Su crítica gorda hace dos años de ese hecho, remarcando lo que debe ser un consejero no electo y en qué no debe gastarse el dinero la administración pública se le viene ahora en contra. Un clarísimo ejemplo de las contradicciones de Borja y una prueba impagable de qué es lo que quiere. Borja, por si alguno no lo sabe todavía, va a ser uno de los dos consejeros no electos que puede tener el Cabildo de Lanzarote, a partir del momento en que tome posesión Dolores Corujo, por la cuota del PSOE en ese pacto con el PP. Borja, que ya se veía en los infiernos del fracaso que él mismo provocó, resucita en los cielos del sueldo y la prebenda cabildicia. Los modales, por lo que vemos, no eran únicos del denostado Pedro San Ginés (CC). Borja Rubio, gracias a los rojos, a los socialistas, se pondrá morado ( que no de Podemos, fuerza a la que renunció coaligarse para tumbarse a los pies de NC, con los resultados ya conocidos). En fin, un ejemplo más de suma coherencia de los partidos emergentes que venían a la política a acabar con el nepotismo y esas cosas del ayer… ( del hoy, y del mañana).   

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar