PUBLICIDAD

LA REFORESTACIÓN QUE NO LO FUE

Hace unos años, se puso especial énfasis en reforestar, plantar árboles, en las proximidades de El Bosquecillo, en Haría, cerca de las Peñas del Chache. Parecía que la cosa iba a ser igual que en el espacio de El Bosquecillo, donde una cantidad de pinos embellece la zona convertida en una zona de recreo. Pero nada de eso. A pesar de los años que han pasado, las plantas están secas y del mismo tamaño exactamente que el mismo día que se plantaron. Da toda la sensación de que se plantaron y se olvidaron completamente de ellas. Lo que más que una reforestación de la zona se convirtio en desperdiciar cientos de plantas y esfuerzos.

  

Escribir un comentario

Código de seguridad
Actualizar