PUBLICIDAD

Opinión

Tecnócratas para Arrecife

Nada sorprende ya en Arrecife. Con tanto disparate estamos agotando la capacidad de sorpresa. Los ciudadanos, cansados de tanto discurso enfrentado, ya no saben qué creer. Es el “efecto parálisis”, una estrategia política para medir los tiempos, a poco más de un año de las elecciones municipales.

  • Escrito por José Torres Fuentes, presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote

Comprometida con Teguise

 

Hola, creo que es la mejor manera de empezar estas líneas con las que pretendo explicar lo que supone para mí ser concejal de Teguise.

La razón por la que en su día decidí formar parte de la lista que encabeza Oswaldo Betancort, no fue otra que la que querer pertenecer a un equipo que como dice nuestro alcalde "su objetivo último no es otro que mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos". Parece una frase que aun habiéndose utilizado de manera muy alegre por otros candidatos, en Teguise es el ánimo que a mis compañeros de equipo de Gobierno les guía.

  • Escrito por Flora Guerra, concejal de Participación Ciudadana de Teguise

El deporte es un oasis para nuestros jóvenes

Entender las ayudas al deporte base como un lujo o como una ayuda de segundo nivel es un error guiado por el desconocimiento de los dirigentes que están al frente de algunas instituciones.

Las ayudas o subvenciones públicas son algo más que unos miles de euros destinados a unos chiquillos que en su mayoría no pueden ejercer el voto, como dicen algunos, ni es un dinero para enriquecer a unos pocos privilegiados. No,  es un balón de oxígeno para todas aquellas modalidades deportivas que se practican en nuestra isla. Es un oasis en el que nuestros jóvenes se pueden refugiar, del bulling, de las drogas, de la violencia.... en definitiva de todos aquellos peligros a los que se enfrentan a diario.

  • Escrito por Juan Rivera, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de San Bartolomé

Sentimientos tras la huelga feminista del 8 de marzo

A título personal, pero como miembro de la Plataforma 8M Lanzarote, quiero dar las gracias a todas aquellas mujeres que se sumaron a la huelga, con generosidad y valentía. Dar las gracias a todas las mujeres que participaron en la jornada feminista y la posterior concentración. Felicitar a los hombres que nos apoyaron y a los medios de comunicación de Lanzarote que ayudaron a hacernos oir.

  • Escrito por Yoya Villaseñor, plataforma 8M Lanzarote

Mariposas por el 8M

¡Qué emoción, por Diosa! Faltaban 15 minutos para que empezara el día 8 de marzo y estábamos como niñas en la noche de Reyes, no dejábamos de escribirnos, los grupos de Whatsapp y Telegram echaban humo: intercambiando fotos mostrando retoques, preciosas pancartas de última hora, vídeos con los trabajos de las artesanas de manos mágicas demostrando que un cartón y unos colores son capaces de cambiar el mundo, una riquísima colección carteles de todo tipo animando a la huelga y anunciando los mil y un espacios donde dentro de unas horas habría concentraciones y manifestaciones.

  • Escrito por María del Río, presidenta del Grupo Parlamentario Podemos Canarias y Secretaria de Igualdad, Feminismos y LGTBI

“Mucho más que palabras”

Este 8 de marzo, como cada año, se conmemora el Día Internacional de la Mujer, declarado como tal en 1975 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en memoria de aquellas mujeres que lucharon por los derechos de todas.

Sin embargo, me pregunto cómo es posible que llevemos ya más de cuarenta años reivindicando algo tan sumamente justo y éticamente necesario como la igualdad entre hombres y mujeres, y aún no hayamos sido capaces de superar los obstáculos que hacen del 8 de marzo una fecha aún señalada en el calendario.

Me pregunto si no hemos avanzado todo lo que debiéramos en esta materia, o si la sombra de una sociedad eminentemente patriarcal y machista es tan larga y profunda que no nos deja todavía alcanzar la luz.

  • Escrito por Pablo Rodríguez Cejas, senador por la isla de El Hierro

Huele a podrido

Para los que hemos tenido algo de curiosidad o seguido la política insular y de la capital de los últimos 30 años, huele a podrido este déjà vu. Huele a podrida la historia que se repite con distintos actores pero en el mismo lugar, la misma dirección política y el mismo objetivo.

Huele a podrido que sean los mismos, los que llevan 30 años retrasando el planeamiento en Lanzarote y Arrecife agarrados a peregrinas excusas y quienes pretenden, una vez más, retrasar la aprobación de los documentos de planeamiento de esta isla y su capital.

  • Escrito por Echedey Eugenio Felipe (Coalición Canaria), consejero de Política Territorial del Cabildo de Lanzarote

¡Yo, también, coño!

Como si les diera vergüenza llamar las cosas por su nombre, como si huyeran de manifestarle cariño a nuestra tierra, los gobernantes del Cabildo de Lanzarote, promocionan un proyecto más que aceptable detrás de dos palabras en inglés delante del nombre de nuestra isla: "We Love Lanzarote". Pero qué es lo que pasa. Entendería que una campaña que va dirigida a la población residente, con el claro propósito de crear puestos de trabajo, conservar nuestros espacios naturales y hasta potenciar la autoestima local tuviera ciertas referencias amazig (guanches, para los lanzaroteños de primera generación) o expresiones más recientes, de uso coloquial, en su denominación. ¿Pero qué es eso de "We Love Lanzarote"? ¿Nos da, acaso, vergüenza, decir "Nosotros queremos Lanzarote" o "Nosotros amamos Lanzarote" o, ya cuesta abajo y sin frenos, "A nosotros nos pone Lanzarote"? ¿Realmente es más cutre o más cursi decirlo abiertamente, sin tapujos y sabiendo que todos lo entendemos así? ¿We Love Lanzarote? ¡Yo, también, coño! Pero digámoslo claro, sencillo, y en el español. Venga Manolo, Pedro, Saray, Sosa, repitan conmigo: Nosotros queremos Lanzarote, Nosotros amamos Lanzarote, Nosotros queremos Lanzarote, Nosotros amamos Lanzarote, Nosotros... Así mil veces. Mil veces más si alguno se avergüenza, se pone rojo o se le escapa "We Love Lanzarote".

Sinceramente, ya puestos, y conociendo el perfil de los trabajadores demandados y de los trabajos a realizar, yo le hubiese puesto de nombre a la campaña algo así como "Nosotros nos rompemos el pecho por Lanzarote" o "Lanzarote, el sudor de nuestra frente", "Sudor Conejero" e, incluso, "Nuestros abuelos lo crearon, nosotros lo mantenemos". Hay otro también que pegaría a estas alturas de la película : "Las elecciones, a la vuelta de la esquina", pero, por su evidencia, ya sería más difícil colárselos a los políticos, que negarían cien mil veces esas sibilinas intenciones.

Aunque parezca una bobería, los dos párrafos primeros son imprescindibles para que pueda concentrarme en los tres siguientes en el contenido del proyecto. Después de desahogarme contra ese abuso del inglés, posiblemente de aquellos que ni siquiera hablan inglés más allá de los cuatro palabros que aprendieron obligados, ya entro en el fondo de la cuestión. Y lo hago con la misma sinceridad y apasionamiento, esperando incluso más de la iniciativa de lo que los propios protagonistas buscan:  "Campaña que pretende fomentar la empleabilidad y embellecer la isla y -a la par- apelar al sentimiento de pertenencia y hacer partícipe a la ciudadanía en su protección y conservación". Eso dicen y me suena ahora mejor. Hasta me gusta y entronca mucho con lo que he venido diciendo aquí desde hace mucho tiempo. Que, vaya usted a saber, a lo mejor hasta queriendo, pero sin saberlo, les he ayudado a verlo. De lo cual me alegría un "egg", ¡vaya, yo también!

En este proyecto hay dos variables enormemente significativas. De las que no sé si son conscientes los promotores pero que, para el caso, no tiene mucha importancia su intencionalidad. Lo importante es que lo hagan. Por una parte, se sabe que el paro tiende a convertirse en estructural en un porcentaje importante de desempleados que, por deficiencias formativas, edad o estímulos, es incapaz de traspasar la frontera imaginaria, pero dura, del subsector de la construcción, desinflado con la crisis, al subsector turístico, principal motor de la economía insular. En cambio, por razones culturales, unos, y por razones de equiparación, otros, podrían encontrar salida laboral en estas tareas con suma facilidad e, incluso, con una formación mínima, buscarse "los garbanzos" (¡vaya, todo muy rural! para el resto de su vida laboral en estas actividades. O sea, abrir esta puerta tiene su recorrido alternativo para dar respuesta a la amenaza de enquistamiento de la costra más dura del paro.

Por otro lado, me parece una excelente idea que los poderes públicos trasciendan de los márgenes de las carreteras, abandonen las cunetas y metan personal y recursos en la conservación de nuestros espacios naturales. Y lo dijo por sus valores intrínsecos, pero también por su enorme peso en los atractivos de esta isla. Son parte fundamental de la imagen de Lanzarote, de su singularidad y tienen un valor incalculable que exige que se proteja y conserve más allá del necesario aparataje legal y vigilancia de su cumplimiento.

Pienso, como mínimo, en el Paisaje Protegido de La Geria. En la imperiosa necesidad de poner recursos para conservar los hoyos y sus socos, y su arena donde están, impidiendo que se lo carguen todo en pro de una rentabilidad individual, parcelaria, que nunca llegará a rentar al alto nivel que lo hace de forma colectiva como paisaje extraordinariamente bello, único, fruto del trabajo imaginativo de unos "analfabetos" locales que se convirtieron en los mayores genios al transformar un mísero reducto de montañas de ceniza volcánica en un vergel de parras, vino y contrastes. Ellos hicieron lo difícil: imaginarlo y crearlo. Ahora, nosotros, solo tenemos que hacer lo fácil: conservarlo. Y ahí no se puede fallar. Probemos de nuevo, para ser más justos: no podemos seguir fallando. Hay que crear un ejército de trabajadores que conserven nuestros espacios naturales, un ejército bien pertrechados de sachos, rastrillos, tijeras de podar y demás instrumental para echarle una mano a quien ya no le ve rentabilidad individual a su finca y desiste. Salgamos al campo de batalla, juntos, con ese montón de recursos que dejamos escapar todos los años y aquellos otros que nunca pedimos y pongamos bonita nuestra tierra y felices a toda esa gente nuestra que tiene un potencial tremendo y que ahora sólo aparece en las listas del paro.

Lo reconozco, me he ilusionado. Si son capaces de ver las cosas de  otra manera, no está todo perdido, aunque lo tengan que decir en inglés. Yes, We can! ¡uy, si con la emoción me quedé hablando inglés!   

  • Escrito por Manuel García Déniz

Juego de tronos en San Bartolomé

"Oscar Pérez se ofreció a CCD Lanzarote y Manuel Rodríguez se marcha si no le dan un puesto de salida entre los 3 primeros"

Hasta ahora, no hemos querido entrometernos en la política local de San Bartolomé. Que si Loly Corujo (Partido Socialista Obrero Español) anuncia que se va pero se queda, que si David Rocío (Coalición Canaria), presume desde el pasado marzo de sus incorporaciones en el seno de su partido para adquirir más cuota de poder de cara a los próximos comicios y así, se quita de enmedio a Partido Vecinal para el Progreso que cuenta con dos ediles: su presidente, Manuel Rodríguez y Emilio Gil y al “ínclito”  Óscar Pérez, que era el candidato de Nueva Canarias a San Bartolomé y terminó montando una organización propia para concurrir a los comicios, porque no le ofrecieron el puesto que pretendía en Coalición Canaria.

  • Escrito por Ramón Rodríguez Romero, presidente CCD. Lanzarote

Arrecife, mi ciudad

Se suele decir que “todo es cuestión de perspectiva” y desde la perspectiva en la que estoy, siendo joven, Secretario General de los Jóvenes Nacionalistas de Canarias, arrecifeño y del barrio de Argana Alta, percibo que la visión que compartimos los jóvenes de esta ciudad es de tristeza, desafección, irascibilidad, y alejamiento de nuestra ciudad.

Parece como si todo lo que nos ha dado la ciudad quedara ya en la esfera de los recuerdos, los de una infancia feliz, eso sí. Previo paso a la Universidad de Granada, estudié en el Mercedes Medina y en el IES Arrecife, jugué en el C.D. Altavista, y C.D. Arrecife, me crié en Argana Alta, me tiraba cada verano del muelle de la pescadería y en el puente de las bolas, y recuerdo con muchísimo cariño cómo nos íbamos a lo que nosotros llamábamos los “pantalanes” cada tarde. 

  • Escrito por David Toledo Niz, secretario nacional de los Jóvenes Nacionalistas de Canarias

El Plan expósito

Como si se tratara de un recién nacido, abandonado o confiado a un establecimiento benéfico, que es lo que se conoce como un niño expósito, condición que arrastra después en su apellido, el Plan General de Ordenación Supletorio de Arrecife vaga durante más de siete años entre la empresa pública Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental, S.A (Gesplan) y el Ayuntamiento de Arrecife sin que su minigrupo de Gobierno quiera reconocerlo. La última vez apareció en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Lanzarote, como caído del cielo, para vergüenza de sus padres municipales, que lejos de reivindicar la criatura y responsabilizarse de la tramitación de la misma, le reprocharon a La Cámara su exhibición pública y le acusaron por pretender ser padre ( madre) putativo de la cosa. Sinceramente, lo que pasa en Arrecife, en cualquier otro lado, sería causa de juzgado de guardia o de rebelión popular.

  • Escrito por Manuel García Déniz