PUBLICIDAD

Opinión

El lejano planeta Ashotel

Rectificar es de sabios. Sí, lo es, pero solo si esa rectificación no se queda a medias o no empeora la afirmación anterior. No podemos permanecer callados después de que el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia tinerfeña (Ashotel), Jorge Marichal, asegure que "en España, quien se deja explotar es porque quiere" (sic) y pretenda arreglarlo diciendo que su asociación no conoce caso alguno de empresarios que se aprovechen de sus trabajadores.

  • Escrito por Dolores Corujo Berriel, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista Canario

Por un año violeta

El primer asesinato por violencia machista en 2018 ha sido en Canarias. Nuestra sociedad comenzó el año con un nuevo fracaso y con la amargura de sentirnos corresponsables, porque las mujeres seguimos siendo asesinadas incluso habiendo denunciado anteriormente. A todas luces, el sistema no es suficiente ni eficaz, y jamás lo será mientras se siga manteniendo una mentalidad de inferioridad y sumisión de las mujeres. Como, por ejemplo, permitiendo que la Real Academia Española,  se niegue a eliminar la acepción de “mujer fácil”, o se sigan generando resoluciones judiciales que vulneran los derechos de las mujeres y las ponen en riesgo, sin consecuencias para quienes las emiten.

  • Escrito por Sara Arteaga Daria, Secretaria Nacional de Igualdad y Participación Social de Coalición Canaria.

Modelo Balear: la necesidad de un gobierno de izquierdas para Canarias

Esta semana he podido constatar, en primera persona, cómo es posible, desde un gobierno progresista y de izquierdas, dar soluciones y plantear alternativas a los problemas reales de las personas. Tras  varias jornadas de trabajo en Baleares, con la presidenta de este Archipiélago y Secretaria General socialista, Francina Armengol, hemos visto que las cosas se pueden hacer mejor que como se están haciendo en Canarias.

  • Escrito por Ángel Víctor Torres, secretario General de PSOE Canarias

¿Por qué no te callas?

Hay momentos en los que, sin saberse exactamente el porqué, recuperas de súbito una imagen del pasado que te parece que ha perdido un momento excepcional para repetirse. En ese instante, en el que crees que la mejor opción para rematar la situación es la recuperación de aquella otra, no encuentras alternativa mejor posible. Algo de eso me pasó en la rueda de prensa convocada por la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL) para dar cuenta de los resultados conseguidos en la 38 edición de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en Madrid. Eché en falta aquella reacción aireada del entonces Rey de España para pararle el carro insultante del presidente venezolano Hugo Chávez y su contundente "¿Por qué no te callas?" (aunque allí me pareciera totalmente inapropiado y de tintes coloniales).

  • Escrito por Manuel García Déniz

El hombre apacible

En septiembre de 2006, en la publicación El Horizonte, hice una semblanza reportaje del que fue el juez de Paz más duradero de la historia de Tías, en la que Manuel Reyes Fontes profundizaba sobre su experiencia vital, con motivo de sus 25 años en este cargo municipal. Me habló despacio, quitándose importancia pero sin olvidar ninguna de sus vivencias, en aquella conversación cómplice que mantuvimos cuando ya éramos amigos. Me contó su infancia en un pueblo de Tías distinto al actual, en el que este hombre nacido en tiempos de guerra fratricida, qué paradoja, siempre apostó por la paz. En esa sociedad, me decía, se buscó la vida desde pequeño al lado de sus padres, cuidando cabras, ayudando en la agricultura y de peón en el pueblo, donde nace en el Lugar de Arriba. Después, más grandito, pone una empresa de transporte para enarenar fincas, en los años 60 del siglo pasado, con Eugenio Bermúdez de socio. E inicia su faceta pública como directivo, primero, y presidente, después, de la Sociedad Unión Sur Tías. En 1966, fue propuesto como concejal y en el Ayuntamiento permaneció durante 13 años, hasta 1979. Pero lo que marcó su vida, hasta el punto de llegar a conocérsele más por ello que hasta por su propio nombre, fue ser  el juez de paz de Tías por tres largas décadas. La cosa surgió cuando era taxista, en 1981, con su coche con la licencia número 9, y se dedicaba a llevar turistas de un lado para otro. Le llegó la comunicación del Ministerio de Justicia que le devolvió a la esfera pública, aunque sin dejar de ser taxista, que la cosa era poco lucrativa y él, además de servir al pueblo, tenía que mantener a su familia.

  • Escrito por Manuel García Déniz

La gran ventolera

 

La presencia de la bandada de buitres en cualquier lugar era la indicación más clara de que había cerca un animal muerto. Estas aves carroñeras nunca faltan a su cita a la hora del almuerzo. Les va en ello la vida. Esas personas que se ceban en la desgracia del otro o convirtiéndole en un desgraciado tampoco faltan a su cita cuando huelen una oportunidad de negocio. Los vimos en vuelo rasante, tocando puerta por puerta, en busca de terrenos a muy bajo precio cuando vislumbraron la aparición del fenómeno turístico y compraban como rústico, a tres pesetas, aquello que ellos ya sabían que costaba un potosí.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Por una vivienda digna, ¿quién nos representa?

Desde que hace ahora diez años nos manifestamos contra los precios de la cesta de la compra, porque en Lanzarote sólo había dos marcas que se repartían el pastel (Marciales e Hiperdino, para entendernos), sin que pudieran entrar otras debido a una ley canaria de comercio hecha a medida de los propietarios de estas superficies, para mí no existía una razón tan poderosa para salir a la calle en Lanzarote. Como ocurría con la comida, en aquel entonces prohibitiva para mucha gente (sigue siendo cara, pero nada que ver), hablamos de una necesidad básica cuya carestía afecta especialmente a las personas con rentas más bajas de la sociedad lanzaroteña.

  • Escrito por Fernando Marcet Manrique

Teguise, imprescindible

Mucho se ha escrito acerca de la transversalidad del turismo y la sociedad..., hace pocas fechas leía un artículo que ponía de manifiesto esa realidad haciendo hincapié en el paisaje natural de las Islas Canarias, así como lo que representa para la economía isleña, que sin lugar a dudas, supone el sustento, de una forma u otra, de una gran mayoría de las familias canarias.

  • Escrito por Oswaldo Betancort, alcalde de Teguise

Inmigrantes africanos versus turistas europeos

No son fechas de pateras. Ayer tampoco era un día de los que conocemos como propicios para navegar. Estaba activada una alerta por vientos en la isla y otra por fenómenos costeros en todo el Archipiélago. No parecía el día más propicio para ir a la playa y mucho menos para navegar en embarcaciones de recreo o de poco porte. Aún así, Playa Bastián, en Costa Teguise, vivió uno de sus días más ajetreados, trágicos y dramáticos. Turistas europeos llegados a la isla en cómodos vuelos se encontraron en la playa con toda la brutalidad que representa la inmigración africana. Mientras unos buscaban ponerse morenos y escapar de las heladas tierras de origen, otros morían o simplemente tiritaban, exhaustos, bajo ropas mojadas afectados por la hipotermia. Son dos mundos, que han existido siempre, que ahora se encuentran para romper clichés y reclamar un reparto más justo.

  • Escrito por Manuel García Déniz

Gran Canaria y Tenerife se hacen más grandes

No conozco ningún problema concreto que se haya creado en Canarias que sea fruto de la triple paridad, esa suerte de sistema por el que las cinco islas menos pobladas tienen en el Parlamento de Canarias el mismo peso que las dos más pobladas. En cambio, sí recuerdos muchos problemas creados por el centralismo provinciano que anidó en las islas antes de que el estatuto buscara una respuesta a ese vasallaje permanente que ejercía el chicharrero y el canarión en su zona de influencia provinciana.

  • Escrito por Manuel García Déniz

...Y el puntal se dejó caer

No sé que pasó en la reunión que mantuvieron el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, y su vicepresidente segundo, Manuel Cabrera. Pero sí sé que las intenciones de ambos era aprovechar ese encuentro para reconducir una situación que los dos entendían que no les beneficiaba en nada. Lo sé de la mejor fuente posible cuando se habla de personas que están al alcance de uno y al revés.

  • Escrito por Manuel García Déniz